La portavoz del Gobierno talaverano ha matizado sus propias palabras pues de forma previa, preguntada por los medios, daba a conocer el aplazamiento para después del verano de la autorización a la familia de Horcajuelo para acometer dicha exhumación, pues existe una ley regional que impide las exhumaciones del 1 de junio al 30 de septiembre, debido a las altas temperaturas.

Poco después, y en un corte de voz remitido a los medios por el equipo de Gobierno, Rodríguez ha explicado que aunque efectivamente no se ha podido dar la autorización solicitada por la familia para junio, en base a la ley de Sanidad Mortuoria regional que impide las exhumaciones del 1 de junio al 30 de septiembre, ésta podrá solicitar ese permiso especial a la Junta de Comunidades.

El 26 de junio era la fecha en la que la familia y el equipo forense ‘Paleolab’, responsable de la exhumación, pretendían comenzar las labores de búsqueda de los restos de Enrique Horcajuelo en una fosa del cementerio municipal, después de que el pasado mes de enero, el Gobierno talaverano autorizara el inicio de los trabajos y, con ello, la primera exhumación de este tipo en el cementerio de la ciudad.

En la autorización se indicaba que la exhumación se deberá llevar a cabo, además de las fechas que permita la ley o con un permiso especial en este caso, por medios manuales y personal especializado, ya que si en cualquier momento de la excavación surgiesen restos de más de una persona, con carácter automático, cesarían sus efectos, procediéndose a la suspensión de los actos de ejecución.