Así lo ha puesto de manifiesto García-Tizón durante el Día de la Provincia que se ha celebrado en la Diputación provincial, donde ha querido poner el énfasis en el papel de los cientos y miles de voluntarios que llevan, con su presencia, “la esperanza a muchas personas y familias necesitadas”.

Por su parte, el presidente de , , ha indicado que “Cáritas es la Iglesia, esta misma , la caridad organizada de la a favor de los más necesitados”.

La Diputación de Toledo ha manifestado su reconocimiento a Cáritas Diocesana de Toledo basándose en su trabajo de respeto absoluto a la dignidad de la persona, el servicio a los pobres y necesitados, la transmisión del evangelio, la denuncia de situaciones de injusticia, la defensa integral de la persona y la confianza ciega en la capacidad de las personas para ser protagonistas de sus propias vidas.

Cáritas Diocesana de Toledo fue erigida canónicamente mediante Decreto del Señor Cardenal Arzobispo de Toledo, don y Deniel, de fecha 26 de mayo de 1964, desarrollando su trabajo en la provincia desde hace más de 50 años, con la intención de paliar los padecimientos de los más necesitados, según ha informado la Diputación en un comunicado.

Cáritas Diocesana cuenta con 130 Cáritas Parroquiales, distribuidas por toda la provincia, 950 socios que colaboran económicamente de manera periódica, además de numerosos donantes con aportaciones puntuales, y alrededor de 2.000 voluntarios que, de manera desinteresada, llevan a cabo la acción social y evangelizadora de Cáritas.