Este festival —que se celebró en 2006 y 2007— se volvió a activar en el año 2016 gracias al trabajo de los organizadores , y , tres toboseños que a través de este proyecto quieren dar visibilidad a las bandas de rock emergentes de la zona, ofrecer a los castellano-manchegos diferentes propuestas musicales y contagiar la pasión por la música a los más pequeños, según ha informado el festival en una nota de prensa.

En lo que se refiere al Zeporock 2018, los organizadores han afirmado que están dando los pasos necesarios para seguir haciendo del festival “algo diferente y muy especial, ya que el contacto directo con las bandas emergentes y el heterogéneo público convierte al festival en un punto de encuentro y diversión para toda la familia”.

En estos momentos la organización está cerrando el cartel con nuevas bandas emergentes, casi todas ellas con “denominación de origen La Mancha”, que actuarán el próximo 9 de junio.

Además aquellas bandas interesadas en participar pueden ponerse en contacto con la organización a través de —https://www.facebook.com/zeporockfestival/—.

NUEVOS RETOS

Para esta nueva edición la organización se plantea nuevos retos ya que este año el festival “tomará las calles del Toboso, saliendo así del sin par recinto que hasta ahora lo alberga con sus zonas verdes y piscina, el año pasado ya fuimos capaces de coordinar un vermú de despedida para todos los zeporros que quisieron disfrutar el domingo por la mañana”.

“Este año no solo queremos ofrecer esta fiesta de despedida, sino también una de llegada el viernes por la noche localizando diferentes conciertos por los rincones más especiales de la bella villa de El Toboso, consiguiendo así que los asistentes al ‘Zeporock’ disfruten de un fin de semana completo de música y actividades culturales para todos los públicos, mientras conocen ese lugar de La Mancha de cuyo nombre ya nadie se olvidará”, mantienen desde la organización.