En rueda de prensa, ha indicado que son 1.800 millones de euros a gastar, a los que restando los 300 que cuesta la obra y que asumen las adjudicatarias, supondría un beneficio de 1.500 millones de euros para la Unión Temporal de Empresas que se hace cargo de las obras.

Ha recordado que la Plataforma en Defensa de la Sanidad de Toledo ha solicitado el contrato del nuevo hospital de la ciudad, el cual no ha sido facilitado. “Es un tesoro que no se quiere destapar. Queremos conocer los detalles y pormenores de ese contrato, que viene con un importe de 270 millones de euros con tres grandes empresas, lo que demuestra que el hospital se construye con dinero privado para privatizar servicios”, ha dicho.

Por ello, propondrán movilizaciones sociales para que la ciudadanía “y otros agentes políticos” se sumen a la reivindicación, toda vez que este modelo “es el mismo que ofrecía Cospedal en la pasada legislatura”.

Abundando sobre el sistema sanitario y aunque ha reconocido “ciertas mejoras en cuestiones laborales”, en esta legislatura, ha expuesto como críticas aspectos relativos a “instalaciones tercermundistas”, defectos de catering y de mantenimiento o mal estado de las ambulancias.