Esta vivienda está ubicaba en la parcela que hoy ocupa el inmueble 3-9 de la plaza de los Tintes, entre la calle de los Tintes y el callejón de Adabaquines, en el Casco Histórico, y según los catedráticos de esta institución, Cervantes y su esposa, de Salazar y Palacios moraban largas estancias en este lugar.

Esta placa fue descubierta ayer coincidiendo con la muerte del escritor , acto que se incluye en un ciclo de conferencias que esta academia organiza para conmemorar el IV centenario de la publicación de la segunda parte de El Quijote.