“Para nuestro agónico río, de lánguido caudal y estancada corriente, no hay pulso que demuestre su existencia ni Navidad con la que festejar el volver a darle la vida”, han expresado en un comunicado.

Dará cuenta y denunciará la política de “falsos pactos por el agua que nada tienen que ver con las necesidades de nuestros ríos”, sino con “perpetuar aún más su agonía al mismo tiempo que activan políticas de sequía basadas en compensaciones económicas a quienes más provecho han sacado de ese maltrato”.