Los hechos, que fueron denunciados ante la Policía Nacional por la propia víctima, tuvieron lugar el pasado 24 de enero, cuando ésta contactó con el supuesto propietario de una vivienda de alquiler que se anunciaba en Internet, según ha informado en nota de prensa la Policía.

Ese mismo día quedaron en reunirse para ver el inmueble, llegando a un acuerdo, por lo que le entregó 540 euros como fianza, si bien le extrañó que no hubieran hecho contrato ni le hubiese exigido documentación alguna para formalizarlo.

Cuando trató de contactar nuevamente con esta persona acudiendo a la vivienda para aclarar las dudas respecto del contrato, pudo averiguar que la persona con la que había contactado no era el propietario real del piso.

Por este motivo le exigió que le devolviese el dinero entregado, recibiendo diversas excusas y amenazas por parte del autor de los hechos.

La investigación policial pudo determinar que la persona que se había hecho pasar por el propietario del inmueble era en realidad el actual inquilino que, ante la previsión de tener que abandonar la vivienda en unos días por impago, maquinó la estafa para beneficiarse de la situación.

La Policía Nacional ha procedido a su detención como presunto autor de los delitos de amenazas y estafa, de los que tendrá que responder ante la .