La concejala de Empleo, , ha anunciado este lunes en rueda de prensa la puesta en marcha esta iniciativa que cuenta con un presupuesto de 277.000 euros, de los cuales la Junta aporta un 85% y el Ayuntamiento un 15%. Está previsto que los talleres comiencen en julio.

De los 30 desempleados a contratar, 24 participarán en calidad de alumnos, ocho por cada taller, y seis constituirán el profesorado y personal técnico: tres maestros de taller, un orientador laboral, un maestro de Educación Secundaria y un auxiliar administrativo.

Los interesados podrán presentar sus solicitudes desde este lunes hasta el próximo miércoles, 27 de marzo, en el Registro General del Ayuntamiento de Toledo y de los centros cívicos de lunes a viernes de 9.00 a 14.00 horas. También, podrán hacerlo de forma telemática a través de la web municipal.

Para el proceso de selección de los alumnos, se valorará la discapacidad, tener una edad superior a los 45 años, la condición de parado de larga duración, el nivel cobertura por desempleo, el no haber participado en programas mixtos de formación y empleo, el nivel de estudios, las cargas familiares y el lugar de residencia.

Las personas con discapacidad tendrán una reserva de puestos de trabajo de un 10%, tres puntos por encima del porcentaje al que obliga la legislación, mientras que la reserva para las mujeres víctimas de violencia de género es del 15%.

El contrato de los alumnos será de formación, con una duración de seis meses, mientras que el profesorado y personal técnico firmarán contratos por obra o servicio determinado, también por medio año.

FORMACIÓN Y EMPLEO

La edil de Empleo ha recordado que estos talleres son programas mixtos de formación y empleo gracias a los cuales se consigue que los participantes adquieran conocimientos y práctica profesional en una especialidad, al tiempo que reciben formación general para alcanzar los niveles de educación obligatoria.

Los alumnos recibirán orientación laboral y formación en autoempleo y creación de empresas, en igualdad de género, en prevención de riesgos laborales y en alfabetización informática. Todavía no están definidos los proyectos a los que dedicar estos talleres, pues el Ayuntamiento se reunirá con las asociaciones vecinales para saber cuáles son sus demandas.