El portavoz municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Toledo, , y la concejal han mantenido este miércoles una reunión con representantes del colectivo de bomberos del Ayuntamiento para conocer los detalles de lo sucedido en la última Mesa General de Negociación, tras la cual se ha roto el acuerdo alcanzando previamente entre bomberos y Gobierno local, según ha informado Ciudadanos en nota de prensa.

La concejal ha calificado de “despropósito” el hecho de que PSOE y Ganemos hayan excluido a la oposición de la Mesa General de Negociación esta legislatura, “lo que obliga a realizar reuniones paralelas para saber qué ha ocurrido”. Según Martín de Eugenio, esta situación “inédita” pone de manifiesto “el interés de este Gobierno en ocultar información y dificultar el trabajo del resto de grupos cuya obligación es fiscalizar la labor del Ejecutivo municipal”.

“Nos preocupa mucho que se siga enquistado un conflicto que arrastramos desde hace años en la ciudad y que afecta a un servicio fundamental como es la seguridad”, ha afirmado la edil de Ciudadanos.

La formación naranja ha recordado que en el centro del desacuerdo está la reclasificación profesional de efectivos de la categoría C2 a C1, así como la posible reducción de la jornada laboral en base a la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018, aunque estas no serían las únicas reclamaciones.

“Nuestro grupo está estudiando las propuestas de los bomberos, así como la postura del Gobierno local. En esto hay que ser muy rigurosos si queremos alcanzar un acuerdo duradero”, ha advertido la edil.

Isabel Martín de Eugenio ha señalado que el Gobierno local “no puede ir por libre en este asunto como ha hecho hasta ahora” y ha pedido al bipartito “que aparque su actitud de prometer y no cumplir”. Según la edil, “un claro ejemplo de incumplimiento de este Gobierno es que el convenio con UNESPA no se ha respetado nunca, ni tan siquiera después de que el pleno lo acordara por unanimidad a petición de Ciudadanos en 2015”.

La concejal de Ciudadanos en Toledo ha recordado que según este convenio, la aportación que realiza la al Ayuntamiento de Toledo, que ronda los 300.000 euros anuales, debe destinarse a renovación de material y formación de bomberos y esto no se está respetando. Desde la formación naranja han insistido en que “si se aplicara, los vehículos y el material no estarían en el estado lamentable en el que se encuentran y podríamos ir revertiendo paulatinamente esa situación”.