El secretario general del (PCAS), , ha presentado los actos del XXIV Homenaje a los Comuneros, que se celebrará en Toledo entre el 3 y el 5 de febrero, coincidiendo con el aniversario de la llamada “noche de San Blas”, que propició el final definitivo de la Guerra de las Comunidades en Castilla.

La ciudad de Toledo, tras la derrota de la batalla de Villalar el 23 de abril de 1521 y la muerte de los capitanes comuneros, resistió de la mano de , viuda de , y de sus más fieles comuneros hasta el día 4 de febrero de 1522, ha informado en nota de prensa el partido.

Tras los sucesos trágicos acaecidos en la ciudad el día y la noche anterior, Doña María se vio obligada a abandonar la ciudad por la Puerta del Cambrón, disfrazada de labriega, hacia el exilio en Portugal, de donde nunca regresaría pues el Emperador Carlos I nunca perdonó su rebeldía y que, siendo noble, se alineara con las tesis de los castellanos y no con las de la alta nobleza y los expoliadores flamencos.

Para recordar estos hechos históricos el PCAS organiza una serie de actos culturales, sociales y políticos que tendrán lugar en la ciudad de Toledo entre los días 3 y 5 de febrero de este año 2012.

Este año, debido a la situación de “crisis y precariedad” que atraviesa toda Europa, el PCAS quiere dar ejemplo de austeridad, reduciendo el número de actos, pero “manteniendo su vistosidad y simbolismo”.

Los actos comenzarán el viernes 3 de febrero, a las 20.30 horas, con la celebración de una ruta turística por el Toledo comunero, organizada por un guía turístico de la ciudad y por el precio simbólico de seis euros por persona (niños menores de 12 años, gratis), previa inscripción, para un máximo de 30 personas.

La ruta, que el año pasado se realizó por primera vez en la ciudad, partirá de la Puerta de Bisagra y recorrerá los principales puntos de interés comunero, como el Alcázar, , la Catedral o la Plaza de Padilla.

El domingo 5 de febrero tendrán lugar los actos centrales del Homenaje a los Comuneros, que se celebrarán entre la Plaza de Zocodover y la Plaza de Padilla, amenizado en todo momento por un grupo de dulzaineros. Los actos comenzarán en la Plaza de Zocodover a las 12.00 horas, donde se repartirá un chocolate caliente a los asistentes, para ayudar a soportar la fría mañana toledana y donde tendrá lugar una actuación de folclore castellano, a cargo de un grupo de danza venido de (Toledo) que interpretará distintas piezas de bailes tradicionales de Castilla.

A continuación se producirá una breve intervención del secretario general del PCAS, , los castellanistas se dirigirán a la Plaza de Padilla, donde se llevará a cabo una ofrenda floral en la Plaza donde se encontraban las casas de la familia Padilla, con la que recordar la memoria de todos los comuneros castellanos, especialmente de las figuras toledanas Juan de Padilla y María Pacheco.

Una comida de hermandad será el colofón a unos días de actos en los que la ciudad de Toledo se convierte en referente social, cultural y político para los castellanistas.