En declaraciones a los medios tras participar en la en honor a la Virgen de Sagrario, Tolón ha destacado que este miércoles es un día de fiesta en la ciudad. “Siempre he dicho durante estos años que es muy importante conservar las tradiciones para que la ciudad siga creciendo”.

“La ciudad sigue creciendo y avanzando mirando al futuro pero también al pasado y el pasado es respeto por las tradiciones y esta es una de ellas, una de las tradiciones más bonitas que tiene la ciudad”, ha dicho en alusión a la tradición de beber agua de los botijos en la Catedral.

Sobre el traslado del recinto ferial de La Peraleda a Safont, la alcaldesa ha recordado que el Ayuntamiento tiene “por fin” el visto bueno de la , así como “esa inversión importante”, y que el Consistorio ha comenzado ya esa “antesala” del ferial en Safont.

“Vamos a empezar durante estos meses es abordar el futuro ferial de Safont, sabiendo que La Peraleda es un ferial que está caduco y que no ha cuajado en Toledo como pensaban algunos que podía ser”, ha concluido.

UN “ORGULLO”

En estos actos también ha participado el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, , quien ha manifestado su “orgullo” por representar a Castilla-La Mancha en una tradición tan arraigada en la capital regional.

Ruiz Molina ha asistido, junto al resto de autoridades civiles, militares y religiosas presentes, a la Misa Pontifical, presidida por el arzobispo de Toledo, , así como a la posterior procesión de la imagen de la Virgen del Sagrario por el Templo Primado.

También ha cumplido con la tradición de beber el agua de los botijos en el Claustro de la Catedral, que ha venido haciendo como toledano “desde que era niño” y ha manifestado su orgullo y satisfacción de poder hacerlo como responsable público de la Comunidad Autónoma.