A preguntas de los medios, antes de participar en la Jornada de organizada por organizada por Next International Business School e Instituto de Estudios Caja Sol, la alcaldesa de Toledo ha asegurado que no va a entrar a valorar ninguno de los informes aparecidos en los últimos días referentes a dicho vertido, porque no es “técnica”.

Dicho esto ha denunciado una vez más la situación que sufre el río Tajo a su paso por la ciudad de Toledo, un tema, ha insistido, que atañe a “la ciudad”. De ahí que haya llamado a la sociedad civil toledana a ir, de la mano, “donde se tenga que ir” para dar a conocer la situación que sufre el río y de sus riberas a su paso por la ciudad “durante los 365 días del año”.

Tras recordar que en pocos meses Toledo celebrará su 30 aniversario como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ha defendido que ni desde el punto de vista patrimonial ni por derecho el equipo de Gobierno va a permitir que “el río pase como pasa” por la capital regional.

Así las cosas, ha recordado que en la reunión del de este martes se denunció “por unanimidad” los trasvases y la “política trasvasista injusta del que está provocando que el río esté muerto”, al tiempo que ha señalado que “pronto” se va a poner en contacto con la Fiscalía de para denunciar no sólo este hecho puntual, sino la situación de las riberas.

COMISIÓN DEL AMIANTO

En otro orden de cosas, preguntada sobre el malestar de los vecinos por no haber sido convocados a la reunión de la Comisión Técnica del Amianto que se va a producir este miércoles, Tolón ha explicado que se trata de una reunión “técnica” a la que ni ella misma ha sido convocada.

“Dejemos que los técnicos trabajen sin meternos los demás. Muy pronto se van a llevar a cabo actuaciones, para que no haya perjuicio y el riesgo sea cero para la población”, ha concluido.