La Diputación de Toledo atiende las necesidades de los más necesitados y por ese motivo el vicepresidente, Tomás Villarrubia, confirma a la Asociación de Párkinson de Toledo su apoyo económico a las actividades desarrolladas para mejorar la calidad de vida de los enfermos.

El vicepresidente ha analizado los principales programas de actividades de la CAP Toledo y ha establecido la firma de un convenio de colaboración que estará dotado con 5.000 euros.

Ese dinero se empleará principalmente en la cooperación con el personal ocupado de ejecutar el programa de Atención Integral a personas afectadas por Parkinson (Paipa 2016) y el Proyecto Danzamos.

La aportación de la Diputación ayudará a sufragar parte de los gastos de personal, actividades y mantenimiento presupuestados en los proyectos mencionados.

El programa Paipa 2016 se caracteriza por su ámbito provincial, y un diseño de aplicación que complementa las actuaciones rehabilitadoras que se llevan a cabo en el centro de rehabilitación integral CAP Toledo con el fin de mejorar la calidad de vida de estos pacientes, centrando su actuación en la mejora de los parámetros afectados en el habla y la deglución.

Por su parte, el ciclo de Danza 2016 posibilita un espacio musicoterapéutico que le permita al enfermo de Parkinson estimular las habilidades físicas y cognitivas más deterioradas, mejorando así su calidad de vida.

El Área de Sanidad y Bienestar Social provincial, que coordina Tomás Villarrubia, valora muy positivamente las acciones encaminadas a favorecer el bienestar de este tipo de enfermos mediante la atención psicológica, la terapia física, la logopedia y la integración social, además de aliviar la carga de su entorno familiar y social.

El acuerdo de la Diputación con el favorece el trabajo de todo el equipo multidisciplinar, ocupado de gestionar los programas asistenciales y de rehabilitación socio-sanitaria, así como de promoción, prevención, información, asesoramiento y difusión.