Así lo ha explicado en rueda de prensa la diputada provincial de Cultura, e Igualdad de la , , acompañada por la directora provincial del , , en la presentación del balance del programa de agentes de igualdad de la provincia.

Gómez ha detallado que esta segunda edición del programa se ha desarrollado, en colaboración con el , en 44 municipios de las comarcas de la Campana de Oropesa, Vicente y La Sagra desde el mes de mayo hasta el mes de noviembre de 2018.

La diputada provincial ha concretado que el trabajo del programa lo han realizado trabajadores sociales de la bolsa de la Diputación de Toledo con actividades en ámbito comunitario trabajando con la comunidad educativa y las administraciones locales de los municipios.

En este sentido, ha indicado que esta edición ha superado a la anterior en participación ciudadana y en número de actividades. “Un total de 820 actividades se han llevado a cabo por los diez agentes dinamizadores de igualdad”, ha apuntado.

Gómez ha destacado las actividades realizadas y dirigidas a la comunidad educativa, donde se ha intervenido en más de 40 centros educativos llegando a cerca de 5.000 niños a través de 287 actividades como talleres o yincanas, entre otras, para fomentar la coeducación, corresponsabilidad, sensibilización, prevención de la violencia de género y la igualdad.

Además, ha añadido que se ha trabajado con los docentes prestándoles asesoramiento técnico para el desarrollo de actividades de sensibilización y la detección de situaciones de desigualdad.

La responsable provincial de Igualdad ha señalado que también se ha trabajado con asociaciones de mayores, asociaciones de padres, asociación de mujeres y cualquier tipo de tejido asociativo.

“Nos sentimos muy satisfechos de los resultados globales del programa que en estos dos años de aplicación ha llegado ya al 50% de los municipios de la provincia de Toledo menores de 5.000 habitantes, que suponen una población de 162.000 toledanos”, ha valorado Gómez.

UN TOTAL DE 27.000 PARTICIPANTES EN DOS AÑO

Finalmente, ha asegurado que alrededor de 27.000 personas han participado en las más de 1.300 actuaciones que se han realizado en los dos años de funcionamiento del programa de ‘Agentes Dinamizadores de Igualdad’ que ha desarrollado la Diputación de Toledo, en colaboración con la Dirección Provincial de la Mujer de Castilla-La Mancha.

Preguntada por si se va a realizar el programa en el año 2019 ha respondido que hay que reflexionar los datos obtenidos este año y ver cómo se traslada a 2019. Además, ha añadido que, dentro de la Estrategia de Igualdad de Género de Castilla-La Mancha, en el que se enmarca este programa, se va celebrar la III Jornada de formación a cargos electos el 19 de enero en (Toledo), actividad dirigida a entidades locales.

EFECTO MULTIPLICADOR

Por su parte, la directora provincial del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Charo Navas, ha manifestado que la colaboración entre las administraciones públicas consigue “un efecto multiplicador” de las políticas de igualdad y de cómo instaurar e implantar la transversalidad de género para conseguir una verdadera transformación en las zonas más rurales.

“A través de esta herramienta hemos conseguido dar un impulso adicional a la incorporación de la perspectiva de género en las zonas más rurales de la provincia, avanzando de esta manera por la igualdad, al acceso a recursos y al empleo de las mujeres rurales”, ha asegurado Navas.

En sentido, ha indicado que para una incorporación del enfoque de género es necesario aunar compromiso y voluntad política. “Este programa cuenta con un mandato explícito por parte de los equipos de Gobierno de ambas instituciones (Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y Diputación de Toledo), así como también de los gobiernos locales que han participado en el desarrollo de este programa en sus localidades”, ha manifestado.

Navas ha recordado que ‘Agentes Dinamizadoras de Igualdad’ es un programa pionero a nivel regional, “nunca se ha hecho una apuesta tan fuerte” por este tipo de programas.

Además, ha explicado que el programa tiene un carácter itinerante ya que se desarrolla en municipios donde el Instituto de la Mujer no llega, “es un trabajo complementario”.