La decisión ha sido tomada tras dos asambleas celebradas los días 2 y 7 de febrero en la delegación del Laboral de Castilla-La Mancha, actuando como mediador entre empleados y empresa en . El resultado de estas reuniones ha sido fallido, pues “los trabajadores reclaman el pago de las nóminas de diciembre y enero y una mejora de las condiciones de trabajo”, según ha informado UGT en nota de prensa.

Además, los trabajadores han pedido a la empresa para la que trabajan, SL, que en un futuro cumpla con sus obligaciones de pago de los salarios correspondientes, algo que viene incumpliendo desde hace año y medio, según ha expuesto el representante de los trabajadores ante el Jurado Arbitral.

Por otro lado, los trabajadores han exigido que la empresa designe a un coordinador de la plantilla, figura que ha desaparecido de la empresa hace unos meses al renunciar dos empleados por las “pésimas” condiciones. Como consecuencia de este hecho Amaranto Eurogroup SL “ha entrado en una posición de incumplimiento de contrato de servicios con la Junta”, ha señalado UGT.

Por ello, los trabajadores han exigido a la dirección de la empresa que “supla las carencias de personal que padece la plantilla y cumplan las promesas que había anunciado en la sesión del 2 de febrero ante el Jurado Arbitral”.