Los sindicatos convocantes, que cuentan con la mayoría de la representación del sector —32 delegados y delegadas, frente a los 28 que suman UGT y CSIF—, han exigido que el Gobierno regional cumpla el compromiso alcanzado en enero de 2017 con CCOO de “destinar íntegramente a mejorar el servicio asistencial y las condiciones laborales de quienes lo prestan” los 258 millones de euros en los que se cifró el presupuesto base de licitación para adjudicar las contratas del transporte sanitario en las cinco provincias de la región, según ha informado CCOO en nota de prensa.

Las empresas que resultaron adjudicatarias de las concesiones ofertaron en sus plicas descuentos de entre el 8% y el 13% sobre el precio de licitación. Así, en total, las ofertas ganadoras sumaron 233 millones de euros, 25 millones menos de los presupuestados por el Gobierno.

Por ello, los sindicatos reclaman a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que dedique estos 25 millones “a introducir mejoras en la calidad de servicio y en el empleo que se presta en el mismo. No sólo es un compromiso que asumió y que tiene que cumplir; sino que es imprescindible que lo haga porque las bajas ofertadas por las empresas están conllevando incumplimientos tanto del convenio colectivo como de las condiciones de prestación del servicio establecidas en los pliegos”, ha subrayado el responsable del sector de Transporte Sanitario de CCOO-FSC en la región, Alfonso Tercero.

“No estamos dispuestos a seguir prestando un servicio de mala calidad, a seguir soportando unas malas condiciones de trabajo y a seguir perdiendo poder adquisitivo. No estamos dispuestos a mantener la trayectoria de degradación la iniciada con y con el convenio firmado en 2013 en contra de los trabajadores; y que se mantiene ya por más de cinco años”, han señalado los sindicatos.

“Es hora de que los trabajadores muestren al conjunto de la sociedad las condiciones a las que están sometidos por parte de las empresas concesionarias con el apoyo y conocimiento de la Gerencia de Urgencias y Emergencias de CLM”, ha manifestado Alfonso Tercero.

“Queremos condiciones laborales equitativas en las cinco provincias. Exigimos bases de trabajo en condiciones habitables, equipos de seguridad, vehículos dignos y no furgonetas de segunda mano con las que es imposible prestar un servicio de calidad y garantizar la seguridad de los usuarios. Y exigimos acabar con el uso y abuso de los contratos en prácticas y con asedio a los trabajadores por parte de las empresas”, han concluido.