En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha informado de que en la mañana del día 20 de septiembre una agente de la , que se encontraba fuera de servicio, alertó a la Guardia Civil sobre la presencia sospechosa de un vehículo ocupado por varias personas junto a una vivienda de una urbanización de la localidad de Olías del Rey.

Desde la Central Operativa de Servicios de la Guardia Civil, que gestiona el teléfono 062, se montó un dispositivo de control en la zona, mientras que al lugar se desplazó un vehículo de la Guardia Civil con efectivos de Bargas y Olías del Rey, que localizaron el vehículo indicado en la llamada y comprobaron que sobre él existía un señalamiento en vigor por apropiación indebida.

Seguidamente los agentes observaron como tres personas, que llevaban una gorra en la cabeza y portaban sendas mochilas, salían en fila por la puerta enrejada de una de las viviendas, por lo que se dispusieron a identificarlos y a comprobar el contenido de las mochilas.

La Guardia Civil verificó que se trababa de tres hombres de nacionalidad chilena y que en el interior de las mochilas llevaban cinco collares de oro, tres relojes de caballero, un teléfono móvil y dos ordenadores portátiles.

Los agentes realizaron localizaron a los propietarios de la vivienda, comprobando con ellos que estas tres personas habían forzado la cerradura de la puerta interior y que habían saqueado todas las estancias de la vivienda.

La Guardia Civil detuvo a H.M.R.S., J.R.F.C. y A.F.R.R. por un delito de robo con fuerza en las cosas, poniéndolos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de que dictaminó su ingresó en un .

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone, 062, está permanentemente a su disposición.