La alcaldesa, , ha anunciado este miércoles la convocatoria del para analizar las últimas sentencias del que anulan preceptos del Plan Hidrológico del río y obligan a garantizar caudales ecológicos a su paso por , tal y como se exigía en la demanda presentada por el Ayuntamiento en febrero de 2016 y cuya resolución se ha conocido este lunes.

Milagros Tolón ha expresado su satisfacción por el fallo del “porque venimos denunciando desde hace mucho tiempo las reiteradas agresiones a nuestro río y ahora la Justicia nos da la razón” exigiendo caudales ecológicos para evitar una mayor degradación del ecosistema fluvial y favorecer la regeneración natural del Tajo.

La alcaldesa ha señalado que en la defensa del río “siempre hemos manejado argumentos técnicos y científicos” y que esta sentencia “nos dice que sin caudales ecológicos no tenemos río, sino que tenemos una cloaca, y que necesitamos el agua limpia de la cabecera”, lo que debe suponer en la práctica “un giro total en la gestión del trasvase”. Para Milagros Tolón, “hasta ahora teníamos la razón moral, medioambiental y técnica y ahora tenemos la razón legal y judicial”.

Triunfo de la sociedad civil

Esta sentencia y las que se han conocido estos días en la misma dirección “son un triunfo de la sociedad civil, de las entidades y de las administraciones, con independencia de su color político, que venimos reclamando desde hace décadas el fin de los trasvases”, ha dicho la alcaldesa.

La decisión del Supremo “nos permite tomar impulso para lograr los objetivos que entre todos nos hemos propuesto y que pasan por la progresiva eliminación de los trasvases para atender de una vez por todas las necesidades reales del propio Tajo, de nuestra gente, de los usos del río y del mantenimiento de reservas adecuadas para nuestro propio desarrollo sostenible y razonable”.

Milagros Tolón se ha mostrado esperanzada de que este revés judicial sea “un antes y un después” en la protección del Tajo. “Es hora de cambiar las cosas, de revertir la situación y dar la vuelta a una inercia de más de cuatro décadas, porque llevamos más de 40 años sufriendo el fracaso social y medioambiental de políticas hidrológicas insolidarias con Toledo y con la cuenca del Tajo”, ha concluido.