Bandera rectangular, dividida en cuatro rectángulos iguales, siendo azules el situado en el ángulo superior al asta y el inferior al vuelo, y blancos los otros dos, tal y como explica el Diario Oficial de Castilla-La Mancha en su edición de este lunes y recoge Europa Press.

En el centro, superpuesta a los cuatro rectángulos, una cruz de Malta de una altura equivalente a dos tercios de la altura del paño, dividida perpendicularmente en cuatro partes, siendo blancas las que van sobre un rectángulo azul y azules las que van sobre blanco.