Desde UGT Toledo han considerado que este porcentaje será algo “muy positivo” para los trabajadores del sector y han señalado que a finales de este año volverán a reunirse patronal y sindicatos para negociar las de 2020, teniendo en cuenta las variaciones que puedan producirse, según ha informado UGT en nota de prensa.

Por otra parte, también se ha conseguido una subida salarial del 1,25 por ciento en 2018 para el sector de Derivados de Cementos, que suma a unos 1.000 trabajadores en la provincia de Toledo.

“Valoramos la buena disposición a negociar entre las partes y esperamos seguir recuperando poder adquisitivo de unos trabajadores muy castigados con la crisis tras el hundimiento del sector”, han indicado desde UGT.