El Consejero de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz, ha presentado este miércoles en Toledo las nuevas ambulancias puestas a disposición del (SESCAM), especialmente diseñadas para su uso por personas con discapacidad, sin que éstas tengan que abandonar su silla de ruedas en ningún momento. Así, se mejorará sustancialmente la calidad para el transporte de muchos cientos de ciudadanos, tanto en trayectos ambulatorios cortos como en los de largo recorrido, siempre en las mejores condiciones de comodidad y funcionalidad.

Este nuevo material móvil acredita, en palabras del consejero, que “Castilla-La Mancha está a la vanguardia en el tratamiento de las personas que más lo necesitan de nuestra sociedad y que pone de relieve mucha inteligencia al servicio de la resolución de problemas concretos, sociales y sanitarios”. El hecho de que una incorporación de alto nivel técnico como esta llegue desde una empresa privada, reconocida proveedora de servicios para todos los castellano-manchegos a través del SESCAM, es relevante ya que “más aún en época de crisis, seguir confiando en la Administración es esencial”. El consejero ha destacado, asimismo, el gran interés que caracteriza a esta empresa en la formación de sus trabajadores y en la prevención de riesgos laborales.

Un modelo innovador

Este tipo de ambulancia, del que sólo existen seis unidades, será de utilidad incluso para aquellos pacientes de edad avanzada que se desplazan preferiblemente en silla de ruedas, al ser utilizable rápida y fiablemente a través de un sistema de grúa que no impide el trabajo del personal auxiliar en ninguna de las fases. El uso como ambulancia colectiva también se facilita enormemente, lo que propicia una mejor gestión de los recursos en la atención domiciliaria y del conjunto del sistema.

, gerente de la empresa propietaria de estos vehículos, “”, ha querido “agradecer al consejero el esfuerzo que están haciendo desde la Consejería; estamos dispuestos a colaborar con ellos más que nunca, nos tienen a su entera disposición. Creo que la colaboración de la Administración con las empresas de Castilla-La Mancha es fundamental para dar un mejor servicio que es lo que, al fin, la Presidenta y el Consejero quieren”.