Así lo ha indicado Fernández Vaquero en una visita al de la asociación en donde ha destacado que “lo que no se plasma en los presupuestos no existe”, por ello ha insistido en que “tiene que haber dinero y tiene que haber recursos”.

Para el presidente de las Cortes regionales el cargo de padrino de la federación es “una de las mayores satisfacciones que hay en política”, ya que todo lo que se invierta en discapacitados, niños o mayores “va en beneficio de la sociedad” por que el ciudadano “quiere políticos que se dediquen a trabajar por los demás”.

Fernández Vaquero ha avanzado que continuará visitando a las 13 asociaciones que conforman Marsodeto y ha invitado a todas ellas a acudir a las Cortes de Castilla-La Mancha para ver “la casa de todos los castellano-manchegos”.

Por su parte, la gerente de APANAS, , ha destacado que en este centro se atiende a personas que tienen una necesidad de apoyos “un poco mayor” que las que se están formando en los centros ocupacionales o de capacitación.

En cuanto a sus necesidades, ha destacado que lo que no se traslade a los presupuestos “es complicado que luego tenga un resultado en el trabajo que se hace cada día”, así como para el sostenimiento de centros, viviendas con apoyos, residencias, ya que “todo depende de un apoyo económico detrás”. Por ello, la “sensibilidad” de la Administración “facilita el trabajo que se hace desde las asociaciones”.

De otro lado, la gerente de Marsodeto, , ha destacado que la creación de la figura del padrino sirve para “dar más visibilidad y conocimiento del trabajo que día a día hacen las asociaciones”.