Según ha informado la Benemérita en una nota de prensa, el ha averiguado que durante la madrugada del pasado día 13 de enero de 2020 el investigado tuvo frío y decidió calentarse colándose en la planta baja de una vivienda de las afueras de Pórtugos y pegando fuego a unos enseres.

Este individuo pensó que la vivienda estaba vacía y decidió refugiarse en lo que él creyó que era un cobertizo. No tomó las precauciones necesarias y el fuego se le fue de las manos.

Los propietarios de la vivienda, un matrimonio de edad avanzada, no obstante, dormían en la planta de arriba y el ruido y el humo los despertó. Cuando bajaron a ver dónde estaba el fuego vieron a una persona salir corriendo. Los habitantes llamaron al 112 y los bomberos de Cádiar conseguían apagar el fuego, y sólo hubo que lamentar unos pocos daños materiales.

Las víctimas denunciaron en el puesto de la Guardia Civil de Trevélez que el incendio había sido intencionado y que habían sorprendido a un individuo al que no conocían de nada dentro de su casa.

Los agentes de este puesto iniciaron una investigación y averiguaron que la persona ahora investigada llevaba varios días deambulando por la localidad, dormía su coche, y esa noche fue el presunto autor del incendio y que los familiares de este individuo habían denunciado su desaparición en Seseña.