Así lo ha manifestado este martes el presidente de la asociación de vecinos de ‘San Jerónimo’, , durante la rueda de prensa de presentación de la Noche de que ha tenido lugar en el Ayuntamiento, y donde ha asegurado que los vecinos están satisfechos con la rehabilitación del patrimonio con la apertura de la iglesia de Santa Catalina y el impulso a la ruta de los murales de cerámica, aunque ha mostrado su preocupación por la proliferación de negocios hosteleros.

Prado ha destacado que el barrio “va a ganar” con esas propuestas culturales pues “va cogiendo vida”, aunque ha opinado que espera que “no se invada de bares de copas”, cuando precisamente desde la asociación están intentando ver cómo el Ayuntamiento regula este tipo de establecimientos en el Casco antiguo.

En este sentido, ha recordado que en otra zona de la ciudad ya hubo que sacar adelante una normativa especial para limitar el número de bares, porque estaba “saturado y era horrible”.

En su opinión, ahora es el momento en el que se puede hacer algo todavía en el Casco antiguo, y de hecho, ha dicho que el Ayuntamiento ya está avanzando alguna normativa para “de alguna manera ver cómo se puede regular este tipo de establecimientos”.

Para el presidente de la asociación de vecinos, si se descuidan, dentro de “muy poco” no va a haber “ningún tipo de comercio o de actividad en todo el Casco y simplemente va a tener bares”.

“Eso a la larga deteriora el tejido urbano, las relaciones con los vecinos y la forma de vida, hace polvo el barrio y no se va a recuperar en mucho tiempo”, ha señalado.