Esta torre albarrana se ha recuperado como sede de la asociación vecinal ‘La Cornisa’, tal y como ha subrayado la alcaldesa de , , quien ha acudido al Paseo Barca de Pasaje, donde se ubica dicha construcción, para conocer el resultado de las obras que aparte del arreglo de las humedades, han implicado trabajos de carpintería y renovación del alumbrado.

Tolón ha sostenido que esta actuación nace de la “inquietud” de los toledanos residentes en esta zona, al tiempo que ha recalcado el “significado histórico” y el “valor patrimonial” de este monumento que será punto de encuentro vecinal.

En este contexto, el gerente del Consorcio de Toledo, , ha recordado que la Torre del Hierro pertenece al recinto medieval de la capital castellanomanchega y ha agregado que en los últimos 150 años ha sido “vivienda, torreón o forja”, a tenor de los documentos fotográficos que se conservan.

Con una duración de tres meses, la intervención ha supuesto una inversión de 30.000 euros, ha apuntado Santolaya, no sin antes reseñar que el interior de la antigua fortificación toledana presentaba una situación “complicada”.

Por su parte, la directora de la obra, la arquitecta María Isabel Rocha, ha destacado la coordinación entre los intervinientes y la normalidad con la que se han desarrollado las labores de acondicionamiento.

Entretanto, el presidente de la ‘La Cornisa’, , ha mostrado su satisfacción por la rehabilitación de este espacio, a la vez que ha agradecido tanto al Ayuntamiento como al Consorcio su implicación en esta actuación.