Así lo ha explicado el concejal de Movilidad toledano, , que ha detallado que esto supondrá al Ayuntamiento un ahorro de 15.000 euros en costes de distribución e impresión y que los vecinos serán informados de esta variación a través de una carta postal. Esta novedad permitirá mejorar el control del servicio y ofrecerá mayores facilidades a los usuarios, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Hasta la fecha, 13.804 residentes han renovado ya su tarjeta de la ORA de las 15.831 registradas a diciembre de 2018 —3.400 del Casco Histórico—, lo que supone un 86,64 por ciento del total.

Más de la mitad de estas renovaciones se han realizado por Internet, un 51,35 por ciento; un 10,38 por ciento en los centros cívicos y un 6,22 por ciento en la oficina de la empresa adjudicataria.

También se han utilizado otros sistemas y emplazamientos como el propio Ayuntamiento, los parquímetros y la aplicación ‘El Parking’. Según el responsable municipal, las tarjetas se podrán seguir renovando a lo largo del año.

TARIFA MÁS BAJA DE ESPAÑA

En cuanto a los precios, el concejal de Movilidad ha asegurado que la tarifa de vecino de Toledo está por debajo de las tarifas de vecino de ciudades similares en cuanto a habitantes a la capital regional, al mismo tiempo que ha destacado que, según un informe emitido por RACE del año pasado, “Toledo tiene la tarifa de vecino en zona verde más barata de España”.

De otro lado, Juan José Pérez del Pino ha indicado que desde que se ha puesto en funcionamiento el pago por tarjeta en los parquímetros se han registrado un 10 por ciento de pagos con tarjeta de débito o crédito.

Por último, ha determinado que a partir del 1 de marzo se sancionará a todos aquellos que no cumplan con el horario de zona verde del Casco Histórico y Antequeruela ampliado desde el 2 de febrero, de 10 a 20 horas de lunes a sábado y de 10 a 14 horas los domingos.