El grupo toledano , que ha publicado este viernes su último disco bajo el nombre de ‘Gourmet’ y el primero bajo la multinacional , considera que en la música “hace falta dinero para entrar” y que solo hay dos maneras para hacerlo: “Que lo tengas tú o te lo ponga otro”. “Que te lo ponga otro se llama apuesta y esperar un rédito del mismo que va a tardar en llegar x. Y si te lo pones tú eres Taburete porque ya vienes con la pasta puesta”.

En una entrevista concedida a Europa Press, el cantante de la banda, , afirma que uno de los “grandes problemas” del circuito independiente es que la mayor parte de los grupos del ‘indie’ está con multinacionales desde hace años. “Si miras los grandes iconos, Vetusta firmaron un megacontrato con o Love Of Lesbian están con Warner”, ha añadido, para agregar que las multinacionales “llevan casi todo el tiempo detrás de esto y no dejan de ser financieras”.

“Es un circuito y nosotros no es la primera vez que teníamos contactos” con multinacionales, explica el cantante de la banda, quien subraya que ya hace tres años se planteó la posibilidad pero lo rechazaron porque les instaron a cambiar “un par de cosas”. “Esta vez han comprado el producto hecho y estando hecho nos han dicho que les encanta cómo está y hemos firmado una serie de cosas como para que, si no nos dejan hacer lo que queremos no nos vamos a quedar, no nos compensa”, apunta.

Sobre las expectativas y la responsabilidad que tiene el grupo al estar en una multinacional, Diego señala que él personalmente “es un agonías” y que le preocupa. “Me da igual haber firmado con Warner, ya que con quien hubiera sido me angustiaría igual porque ya no es únicamente tu pasta la que te juegas”.

Preguntado por cómo fue el proceso de grabación del disco, señala que con lo que tenían ahorrado de festivales y de bolos decidieron ir un mes a a grabar el disco sin “ningún tipo” de expectativa ni de sello. “Sacarlo con quien lo quiera sacar pero hacer el disco que nos salga de los huevos”, agrega.

Warner llegó a la vida del grupo a través de una conocida común que tenía tres temas del disco que el propio Diego le había pasado y que, tras coincidir con un buscatalentos importante de la compañía en una cena, “le puso los temas y apareció por la oficina al día siguiente pidiendo nuestro teléfono porque quería negociar con nosotros. Teníamos varias ofertas pero la de Warner era muy respetuosa con el producto que queríamos desarrollar y por el amor que le puso esa persona es por lo que firmamos”.

‘GOURMET’

Respecto a ‘Gourmet’ apunta que no es un disco conceptual y que, como lo ha definido ya el bajista de la banda, Yago, describe los dos últimos años que ha vivido el grupo. “No sé hasta qué punto es real o no pero todas las canciones tienen un año y medio de vida, con lo cual es muy posible que se circunscriban al momento en que se han compuesto”.

Asimismo, explica que la selección del nombre del disco, “aunque un poco clasista”, lleva asociada una connotación de que es algo no necesariamente al alcance del gran público. “Lo que hemos hecho pretendemos valorarlo no en función de quién, cuánto ni cómo se escuche sino en función del orgullo que tenemos en haberlo hecho y es de eso precisamente de lo que habla el disco”.

La selección de las canciones que aparecen en el disco se hizo sobre un total de 22 —se han grabado la mitad— y, como explica Arroyo— los temas son algo que parte de una experiencia personal y cosas que de verdad suceden, han sucedido a alguien o han dejado una impronta suficiente como para escribir de ellas.

Respecto a los singles que ya ha liberado la banda antes del lanzamiento del disco, apunta que ‘Tu nombre’, aunque pueda tener una connotación romántica inicialmente no hablaba de eso pero sí que es uno de los tres temas “más íntimos” que tiene el disco; mientras que ‘Cabezabajo’ es autoterapia y una introspección muy definida de carácter; y ‘El desfile’ está acotada en un tiempo muy concreto y habla de una situación vista desde una retrospectiva e incluso es “un poco cómica”.

Sobre el estilo y si ha cambiado respecto a anteriores trabajos, el cantante de Veintiuno señala que “hay de todo” y que el grupo ha ido sacando “píldoras” con la premisa de que fueran diferentes entre si. “Pero respecto al cambio con la producción no hay tanto un cambio como una evolución, ya que hemos tenido más tiempo para desarrollarlo porque paramos para producir mejor y llegar al estudio con la tarea muy hecha”.

Con todo, es rotundo al afirmar que se trata de “lo mejor” que ha hecho el grupo hasta la fecha. “Si fuésemos a peor ya estaríamos bajándonos de esto”, ha afirmado, para señalar —sobre las expectativas puestas— independientemente de que el disco triunfe o no, “el éxito es efímero y muy relativo”.

‘UNDERGROUD’ “PURO Y SIN CORTAR”

“Nosotros venimos de ser el underground puro sin cortar y todo lo que llegue ahora va a ser maravilloso pero no hemos vivido esperando que esto pasara. Si viviéramos con esa expectativa hace tres años hubiéramos firmado un contrato muy diferente para hacer otra cosa”, ha argumentado.

Lo que sí ha adelantado es que les gustaría explorar nuevos sonidos en su próximo disco, que le hubiera gustado investigar y probar ya en ‘Gourmet’. “Mientras que el ‘indie’ está constreñido, hay una escena urbana en el ‘trap’ que es muy interesante y merece la pena explorar”, agrega.

La gira de presentación de este nuevo trabajo de Veintiuno está cerrada hasta el año que viene y lo más próximo son los ‘showcase’ de la Fnac la semana que viene en Madrid, y . El 5 de octubre actuará en el festival Sound y el 20 de octubre en la sala , que Arroyo afirma que se va a llenar, “lo que es bastante gratificante”.

Finalmente, sobre la ciudad que les ha visto nacer y su escena musical, ha apuntado que por logística se han tenido que instalar en Madrid y que en Toledo se les ha tratado “muy bien y muy mal” como en cualquier otra ciudad. “Toledo tiene una cosa muy buena, que está muy próximo a Madrid, y muy mala, que nos cuesta mucho ir a Madrid de manera congénita”.

“Es difícil que quieras hacer algo quedándote aquí”, ha afirmado, para asegurar que igual que hay quienes han hecho de la música en la capital regional su “nicho” y cree que la música de aquí es suya y “nadie más va a hacer algo si no son de determinado estilo, género y grupo de amigos” hay gente “extraordinaria” apostando por bandas y grupos empresariales que gestionan salas y ofrecen facilidades “se diga lo que se diga”.