El curso consistirá principalmente en enseñar a realizar un análisis organoléptico y, según explica el gerente de Oleosetin, , “servirá para poder diferenciar un aove del que no lo es al cual le seguirá un análisis sensorial para que la gente reconozca los matices sensoriales que tienen los distintos aceites”.

“Llevaremos sensaciones y olores que tenemos asociados a otros productos pero que los podemos encontrar en el aceite. Vamos a hacer que la gente huela a tomate, plátano, hinojo o higuera”, ha indicado Martín.

Por último, los asistentes disfrutarán de 3 tapas distintas para que puedan maridarlas con 3 tipos de aceites. Esas tapas serán el gazpacho, la macedonia de fruta y el chocolate mientras que las variedades de aceite de oliva virgen extra para combinar serán la manzanilla cacereña, la picual y la cornicabra, ha informado la organización en un comunicado.

Como colofón, también se deleitará a los asistentes con una tapa estrella de origen sefardí que aún sigue viva y degustándose en el norte de la provincia de . Consiste en una ensalada de naranja con canela y aceite manzanilla cacereña.