llegó a hace ya 56 años e inicialmente la fábrica toledana, que data de 1961, se instaló en la zona residencial. Más tarde, en 1989, fue trasladada a la zona industrial, donde ha ido creciendo a lo largo de los años, ha informado la Junta en nota de prensa.

Allí se han incorporado las líneas de bote, PET aséptico, vidrio no retornable, retornable y de llenado en caliente. En la actualidad, la planta de la capital toledana cuenta con 275 empleados y una superficie de 41.300 metros cuadrados en la que se producen 817 millones de botellas de producto al año de marcas tan reconocidas como Schweppes, La Casera y TriNa.

Schweppes Suntory cuenta además con otros dos centros de producción en España, ubicados en () y Alcalá de Guadaíra (), y un centro de desarrollo tecnológico en (), que se ha convertido en el mayor centro de investigación de la compañía en Europa y referencia dentro del Grupo Suntory. En conjunto emplea a 1.232 trabajadores.