Este espectáculo es una obra en la que danza, humor, artes marciales, virtuosismo musical y equilibrismo convergen para crear una bella utopía escénico-musical. Un concierto en el que se combina el flamenco y el metal, con un vestuario de alto diseño y una elaborada producción técnica.

Además, la producción cuenta con un innovador diseño escenográfico que lleva la danza más allá del suelo convirtiéndola casi en equilibrismo, el espectáculo es una arriesgada exhibición de espectacular atletismo y gran virtuosismo técnico, y es que ‘Nacidos para bailar’ es la combinación de ambos.

Así, Los Vivancos utilizan un lenguaje coreográfico que presenta la espectacularidad como un fin en sí misma con las premisas del todo por el espectáculo y el más difícil todavía.

Estos son los conceptos sobre los que se erige un estilo artístico salvaje, divertido, irresponsable, que hace que el espectáculo prevalezca ante y sobre todo convirtiendo inevitablemente al artista en un ser egoísta, libre y sin otra responsabilidad que lo que crea.