En el acto han participado los dos principales dirigentes del partido en la provincia, y , quienes han ensalzado el papel de una provincia “con patrimonio y con historia”, citando a El Greco, a Alfonso X o a Cervantes. Una mejor gestión del agua, la defensa de la cultura popular y la exigencia de una mejor línea de ferrocarril han centrado el discurso propositivo de ambos altos cargos.

Primero era el presidente provincial, Luis Miguel Núñez, quien ha arrancado su alocución con palabras de reconocimiento para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado primero y para el encargado de las redes sociales de Vox, el talaverano .

Ha recordado cómo Vox, hasta hace pocos días, no sumaba más de 300 afiliados. Y ayer, según ha dicho, se sobrepasó la barrera de los 800 afiliados en la provincia de Toledo.

“Compatriotas, bienvenidos a la España viva, la marea verde ha llegado a la Ciudad Imperial para traer un mensaje de ilusión y de esperanza para todos los toledanos”, ha enfatizado, erigiendo a su partido como “una herramienta que tiene que acabar con esos de naranja —en referencia a Ciudadanos—, que son un trampantojo; y para apartar a los filoetarras y bolivarianos —en referencia a Podemos.

Núñez ha avisado de la proximidad de las elecciones, advirtiendo que “quienes han generado el problema van a pedir el voto diciendo que son la solución”.

El dirigente toledano ha desgranado algunos de los problemas de la provincia de Toledo, poniendo en el centro de su crítica al estado de la línea ferroviaria que conecta con Extremadura. “Queremos un tren del siglo XXI”, ha afirmado, mandando un mensaje al Gobierno regional, “que prometió una lluvia de millones” para la comarca de Talavera de la Reina.

Otra propuesta de Núñez ha sido potenciar las tradiciones culturales de la provincia, insistiendo en la importancia de la tauromaquia o la caza, lo que ha motivado los aplausos del auditorio.

HERRAMIENTA PARA LOS CIUDADANOS

José Luis Sánchez, vicepresidente de Vox Toledo, era el encargado de dar el pistoletazo de salida al acto, y en su primera alocución agradecía la “presencia masiva” de los simpatizantes de la formación.

Ha recordado que al iniciar la “implantación” de Vox se puso en marcha un mensaje que “se ha hecho eco en la sociedad”, y no es otro que el partido “es una herramienta para los ciudadanos de este país”.

También ha tenido palabras para los “antiguos militantes de Vox que no cabían en un 600”, y ha celebrado que la Ejecutiva nacional “arrope ahora en Toledo” a los integrantes del partido.

“Son muchos los problemas, mucha la ilusión y muchas las ganas que tenemos todos de ser nosotros mismos. En libertad. Y recuperando el espacio que estamos perdiendo día a día en la ciudad de Toledo”, ha dicho Sánchez, quien ha puesto de manifiesto que el evento “se ha ido de las manos”.

Según su relato, fue “un grupo de valientes con ilusión” el que inició los trámites para traer a Santiago Abascal a Toledo. Y aunque no ha querido dar detalles de los planes del partido para la ciudad y la provincia, ha comprometido su trabajo en beneficio de la formación, de la capital regional y de Talavera, “dos ciudades abandonadas”.

Como única propuesta concreta, ha mostrado su rechazo a la política de PP y PSOE con respecto a los trasvases. “El río Tajo se puede recuperar. Queremos un río limpio y transparente”, ha dicho para finalizar su intervención.

“COLOR VERDE” EL 26 DE MAYO

El 26 de mayo, cuando se abran las urnas, “se podrá ver el color verde que inunda los pueblos de España”, y será ahí cuando la “estigmatización contundente” contra el partido pierda peso, según el dirigente de Vox.

Para Sánchez, sumar “honestidad, experiencia y saber hacer” hacen de Vox “algo muy distinto a los mítines de otros partidos”.

“Aquí hay mucha juventud, gente con ganas de cambiar, y tenemos que canalizar esa energía. Vox es incipiente, joven, y requiere esfuerzo y saber hacer, y sobre todo de personas dispuestas de dar lo mejor de sí mismo por el bien de España”, ha agregado.

EL AUDITORIO, DESBORDADO A UNA HORA DEL COMIENZO

El auditorio del Hotel Beatriz ya estaba lleno a más de 60 minutos del inicio del acto público en un salón que cuenta con algo más de 600 butacas.

Mientras fuera más de mil personas se quedaban fuera sin sitio para acceder, en el interior los asistentes esperaban el comienzo de la cita entre gritos de ‘Viva España’ y ‘Arriba España’, y con un hilo musical que ha ido desde ‘No puedo vivir sin ti’ de Coque Malla hasta ‘Resistiré’ del y con temas como ‘Feo, Fuerte y Formal’ de Loquillo, ‘Mil calles llevan hacia ti’ de La Guardia, ‘Libre’ de o ‘Que viva España’ de Manolo Escobar.

Abascal llegaba al filo de la hora prevista acompañado por la comitiva de cargos toledanos de Vox, y era recibido con gritos de ‘valiente’ y ‘presidente’.