Crecimiento del turismo en Castilla-La Mancha

En 2007 el turismo en nuestra Comunidad Autónoma experimentó una subida por encima de la media nacional, tanto en pernoctaciones como en viajeros.

En número de viajeros, creció un 5,3%, mientras que el aumento en el conjunto del país fue del 3,5%. El número total de viajeros alojados al menos una noche en establecimientos de Castilla-La Mancha fue de 2.194.205 personas, una cifra superior al número de habitantes de la Región, lo que bajo el punto de vista de la consejera de Turismo y Atesanía, Magdalena Valerio es un dato importante.

En paralelo, se dio un crecimiento significativo de los establecimientos hosteleros y el empleo en el sector.

Según indica la consejera de Turismo y Artesanía, en los primeros meses de 2008 seguimos creciendo en varios parámetros importantes, a pesar de la preocupación por la situación económica y ciertas peculiaridades del calendario, como el adelanto en un mes de la Semana Santa y un menor número de días festivos respecto a 2006, factores que han contribuido a que el crecimiento sea menos intenso que en el ejercicio anterior.

No obstante, en el mes de mayo de este año, pese a que la climatología no ha sido la más adecuada para el turismo, se ha producido un crecimiento del 7,2% en viajeros y del 10,7% en pernoctaciones.

Los destinos turísticos de interior, en auge

El turismo de interior, por sus características, tiene unas enormes posibilidades desa-rrollo en el futuro que ya se están apuntando en el presente. Como peculiaridades de este tipo de turismo, la Consejera señala que está menos sujeto a factores externos como las fluctuaciones de moneda o la competencia exterior.

Por otra parte, continúa, un destino turístico de interior no puede deslocalizarse: “Si alguien quiere conocer el casco histórico de Toledo o la de Albacete, tendrá que ir obligatoriamente a Toledo y Albacete. Son productos turísticos que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo”, asevera.

Otros rasgos propios del turismo de interior es que ofrece una mayor diversificación de la oferta y de las actividades que el turista puede realizar durante su viaje, al mismo tiempo que se adapta mejor a los nuevos hábitos que se están extendiendo a la hora de organizar los periodos vacacionales, ya que cada vez son más las personas que distribuyen sus vacaciones en varias temporadas a lo largo del año y los destinos turísticos de interior ofrecen más posibilidades para recorridos y estancias de unos días.

En su opinión, en el mercado turístico, cada comunidad autónoma debe encontrar su sitio, por lo que considera compatible que las zonas costeras sigan explotando su modelo de sol y playa con el crecimiento turístico de las regiones de interior como Castilla-La Mancha, donde los datos de turismo rural son especialmente positivos, puesto que en 2007 fue la comunidad autónoma con mayor crecimiento de España, tanto en viajeros como en pernoctaciones.

Firme apuesta por las Nuevas Tecnologías

Actualmente, casi el 70% de los turistas contratan sus viajes a partir de la información que encuentran en la Red. Con estos datos, y dada la revolución que está suponiendo Internet para el mundo del turismo, Castilla-La Mancha no podía ser ajena a esta circunstancia, por lo que se puso en marcha la nueva página Web de turismo de Castilla-La Mancha, que ha alcanzado ya medio millón de visitas, 52.000 desde el extranjero, desde su puesta en marcha en febrero de este año.

Las herramientas de control de la Web permiten identificar aspectos como la procedencia de los internautas, hábitos de navegación, ranking de recursos que son de su interés, etc., “una información que nos ayuda a definir las acciones de promoción turística para ser más efectivos”, valora.

Planes de Dinamización del Producto Turístico

Con el objetivo común de desarrollar un modelo turístico sostenible y competitivo, el Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta con la colaboración del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, tanto para la promoción exterior de nuestros destinos turísticos bajo el paraguas de Turespaña. como para la financiación de los Planes de Dinamización Turística, cuyo objetivo es incrementar el potencial turístico de determinadas zonas aumentando sus recursos, creando las condiciones necesarias para aumentar la cantidad y calidad de infraestructuras para atender a los turistas e implicando a los empresarios del sector existentes en la zona.

Los criterios para la aprobación de estos planes han ido cambiando en los últimos años. Al principio se concedían para localidades concretas. Posteriormente se introdujo el modelo vigente en la actualidad, el del Plan de Dinamización del Producto Turístico, que abarca zonas más amplias con un conjunto de características comunes para crear una oferta turística conjunta que identifique a varios municipios de un determinado territorio.

Estos planes son financiados, a partes iguales, por el Gobierno de España, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y los ayuntamientos beneficiarios de cada uno de ellos.

En estos momentos están en curso los planes de dinamización de Albacete capital, de la Serranía de Cuenca, de la comarca de Montiel, en la provincia de Ciudad Real, y de la Vía Verde de la Jara, en Toledo, además de un plan de fomento del turismo en Molina de Aragón y el Alto Tajo, dentro de la provincia de Guadalajara.

La Feria de Albacete, cada vez más cerca de ser declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional

Con una inversión total de 3 millones de euros, el Plan de Dinamización Turística de Albacete, a desarrollar en tres anualidades entre 2006 y 2009, es un ambicioso plan del que ya se han ejecutado diversas actuaciones, como la puesta en valor del Refugio del Altozano y su adecuación como Centro de Interpretación y Sensibilización para la Paz, para lo que se han invertido casi 220.000 euros.

Entre las actuaciones que están en curso o pendientes de ejecutar, destaca por su importancia económica el acondicionamiento del Mercado de Villacerrada para la creación de un centro de promoción artesanal, en el que se van a invertir 362.000 euros, pero el Plan incluye un gran número de actuaciones más de menor cuantía económica que se están llevando a cabo. También se han realizado diversas actuaciones para mejorar la puesta en valor de la Feria de Albacete de septiembre, cuyo expediente para ser declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional se encuentra ya en la última fase de tramitación.

Magdalena Valerio manifiesta la esperanza de que la Feria de Albacete obtenga la declaración en un plazo de tres meses, no dudando en asegurar que cumple con todos los requisitos exigidos: acreditada antigüedad y continuidad de celebración a lo largo del tiempo; su arraigo popular, fuera de toda duda, ya que cuenta con una masiva participación ciudadana y más de ochocientas asociaciones; originalidad y diversidad; acreditada repercusión en medios de comunicación nacionales e internacionales, así como haber sido declarada de Interés Turístico Nacional desde hace cinco años, algo que cumple desde hace más de cuarenta años.

Impuso a la artesanía castellano-manchega

Para impulsar el sector de la artesanía castellano-manchega, conservando nuestras tradiciones con la elaboración de productos únicos, al mismo tiempo que se busca su viabilidad y competitividad económica en el mundo actual, se ha aprobado el Plan de Ordenación y Promoción de la Artesanía en Castilla-La Mancha (POPA), en cuya elaboración se han tenido en cuenta todas las aportaciones de los artesanos de la Región y las asociaciones que los agrupan mediante la actualización de los registros de talleres y empresas artesanas activas.

En cuanto a oficios, por el número de talleres, destacan la madera, la cerámica y alfarería, metal y textil. Por provincias destaca Toledo, seguida de Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Guadalajara, por este orden. Los diez municipios con mayor número de artesanos son: Toledo, Talavera, Albacete, Cuenca, Puente del Arzobispo, Sonseca, Lagartera, Ventas con Peña Aguilera, Guadalajara y Ciudad Real.

El objetivo básico y global del Plan de Ordenación y Promoción de la Artesanía en Castilla-La Mancha es posicionar la artesanía de la Región en una situación de modernidad empresarial y productiva, potenciando las fortalezas del sector y disminuyendo sus debilidades. Para ese fin se van a destinar casi 43 millones de euros en cinco años, en cuya financiación van a colaborar varias Consejerías del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Entre los programas y líneas de actuación, destacan el fomento de la investigación y la conservación de las tradiciones artesanas; el apoyo al asociacionismo; la dotación de medios para la ordenación y promoción de esta actividad económica; la mejora de la competitividad y modernización de empresas artesanas; la vinculación de la actividad artesana al turismo; la creación de marcas de artesanía; así como la formación de los profesionales del sector y su adecuación al Sistema Nacional de Cualificaciones.

Apoyo al sector cuchillero artesanal albaceteño

A la cuchillería artesana albaceteña le afectan todas las líneas y programas del Plan de Ordenación y Promoción de la Artesanía en Castilla-La Mancha. Hay líneas de actuación específicas que ya se están aplicando y que se verán reforzadas durante el desarrollo del Plan, como son las subvenciones para los premios anuales del Concurso Regional de Cuchillería de APRECU, dentro del programa de Prestigio y Valores, o la ayuda para la organización del Salón de la Cuchillería en la Feria de Albacete, que forma parte del programa de Promoción del Producto Artesano.

En la línea de puesta en marcha de programas sectoriales, la Consejería está trabajando con las administraciones competentes, nacionales y europeas, para intentar que el sector de la cuchillería se integre en el Reglamento Europeo sobre Marcado de Origen para que el producto elaborado en Albacete sea diferenciado de los que vienen de otros países.

Aumento de la calidad del sector hostelero

Durante los últimos años, en los que se ha producido un crecimiento sostenido de la actividad turística en la Región, los empresarios del sector de la hostelería han apostado por aumentar las infraestructuras turísticas de nuestra comunidad, y además, cada vez con mayor calidad.

Entre el año 2003 y junio de 2008, el número de hoteles de 3, 4 y 5 estrellas ha crecido en nuestra Región casi un 73%. Más espectacular es aún el crecimiento del número de casas rurales, que en ese mismo periodo ha sido del 115%. Además, el 65% de ellas se han acogido ya a la clasificación por espigas, que es también una certificación de calidad. En cuanto a los restaurantes, actualmente suman un total de 2.879 establecimientos abiertos en Castilla-La Mancha.

Este esfuerzo cuenta con el reconocimiento de la Consejería de Turismo y Artesanía, en permanente colaboración con el sector plasmada en el apoyo mutuo en la organización de eventos de promoción turística y en la asistencia a ferias: “Podemos recordar la Semana Gastronómica de Castilla-La Mancha que viene celebrándose desde hace varios años en Madrid en la semana previa a FITUR o la muestra gastronómica por parte de un establecimiento y la Asociación de Hostelería correspondiente a la provincia que sea protagonista en cada uno de los días de la Feria”, ejemplifica Magdalena Valerio.

Para determinadas tipologías y productos turísticos, la Consejería de Turismo y Artesanía, a través del Instituto de Promoción Turística de Castilla-La Mancha, tiene convenios con establecimientos hosteleros, tales como los balnearios y hoteles-spa en el caso del Club de Producto de Turismo de Salud y Bienestar, y con bodegas dotadas de alojamiento y restaurante en el caso del Club de Producto de Turismo Enológico.

La Consejería también tiene líneas de ayudas dirigidas a los empresarios hosteleros de la Región para ayudarles a obtener certificaciones de calidad, para modernización y reforma de los establecimientos o para formación de los trabajadores.

Bajo el punto de vista de Magdalena Valerio, la iniciativa de los empresarios de hostelería es fundamental e imprescindible para lograr que el turismo regional siga creciendo: “Compartimos objetivos, porque todo lo que sea crecimiento del turismo en la Región significa mayores posibilidades de negocio para los empresarios de hostelería y la creación de infraestructura a nosotros nos da más posibilidades de promocionar nuestra Región como destino turístico. Actualmente, además de infraestructuras necesarias para atender adecuadamente a los viajeros, muchos establecimientos son, en sí mismos, recursos turísticos de primer orden”, asegura Magdalena Valerio, consejera de Turismo y Artesanía.

“Castilla-La Mancha tiene en el vino uno de sus productos turísticos más importantes”

A través del Instituto de Promoción Turística, la Consejería de Turismo y Artesanía suscribió en 2006 un convenio de colaboración, renovado el pasado 11 de julio, con la Asociación de Turismo Enológico de Castilla-La Mancha por el que se creó el Club de Producto de Turismo Enológico y la guía “Divinum Vitae” que actualmente incluye 30 bodegas y 10 rutas en las cinco provincias de la Región.

El nuevo presupuesto para desarrollar las acciones del Club de Producto de Turismo Enológico durante 2008 y 2009 es de medio millón de euros, que supone un incremento del 71,57% respecto a la dotación económica del anterior convenio, firmado en octubre de 2006, que ascendía a 170.000 euros.

Siendo el mayor viñedo de Europa, Magdalena Valerio no duda en afirmar que Castilla-La Mancha tiene en el vino “uno de sus productos turísticos más importantes y, aunque todavía nos queda bastante camino por recorrer para ponernos a la altura de otras regiones que empezaron antes la explotación turística del vino, estamos avanzando de forma notable en este terreno”, manifiesta, para añadir que una región como la nuestra, en la que se producen alimentos de extraordinaria calidad, es lógico que tenga estos productos agroalimentarios también como reclamo turístico. Por ello, se crearán rutas turísticas de productos con denominación de origen y calidad diferenciada de nuestra Región, como el azafrán, la miel, el queso, los aceites, etc., y un Club de Producto Turístico Gastronómico.