Tras la bienvenida institucional a cargo del rector, el profesor emérito de Derecho Financiero y Tributario de la (Bélgica) , y el catedrático de la misma especialidad en la (Italia), , explicaron cómo está la normativa fiscal en torno a estas cuestiones en sus respectivos países. El programa incluye un análisis del nuevo marco normativo español y una exposición sobre el caso polaco, a cargo de los profesores (Universidad de ) y (), respectivamente.

Con la aprobación el pasado mes de enero de los proyectos de ley que contemplan la creación del Impuesto sobre Transacciones Financieras y del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, “España aborda los retos de la fiscalidad del siglo XXI para avanzar hacia un sistema tributario más moderno y redistributivo”, informó Moncloa en nota de prensa.

Los dos nuevos impuestos se enmarcan en la estrategia de adaptar la fiscalidad a la globalización y la economía digital. En este sentido, el Impuesto sobre las Transacciones Financieras gravará la compraventa de acciones de empresas españolas con una capitalización bursátil superior a mil millones de euros. La tasa a servicios digitales afectará solo a empresas con una facturación superior a 750 millones de euros a nivel mundial y al menos tres millones de euros de facturación en servicios digitales en España.