En la inauguración, la decana, Rebeca Rubio, apostó por “escuchar todas las opiniones, ver cuáles son los desafíos y establecer prioridades y estrategias” en relación con la temática del coloquio y recordó que, desde comienzos de este año, la ha participado activamente en la conmemoración del 30º aniversario con varias actividades relacionadas con la protección, la promoción y la divulgación del patrimonio. Además, señaló el nivel de especialización del profesorado del centro, que imparte el Grado en Humanidades y Patrimonio y el Máster en Patrimonio Histórico, y destacó que “la interlocución con otros ponentes es fundamental, así como el debate con la ciudadanía”.

Por su parte, el concejal afirmó que en el siglo XXI “el patrimonio se ha convertido en Toledo en un favor decisivo de nuestro desarrollo económico, social y cultural” y que ahora el principal reto de la ciudad y del Gobierno local es “evitar desajustes en el equilibrio que debe garantizarse en estas ciudades históricas entre la conservación patrimonial, la explotación comercial y cultural y la imprescindible revitalización para que la función residencial no se resienta y se vea reducida a algo residual”.

También dijo que “nadie debe de poner en duda que el patrimonio toledano se encuentra ahora mucho más protegido que en ninguna otra época de nuestra historia ya que jamás se ha contado con tantas normativas, recursos y profesionales especializados como para fomentar y alentar esta protección”.

El coloquio, que concluye mañana, incluye mesas redondas y ponencias, con asistencia libre, en las que expertos en la materia invitarán a los asistentes a reflexionar sobre la vida en las ciudades históricas analizando retos, problemas y soluciones para mejora la vida de sus habitantes.