“Castilla-La Mancha tiene que abrir un espacio en Internet con su oferta gastronómica global, que incluya alimentos y bebidas y recetas tradicionales”, dijo Rafael Ansón al término de su conferencia. El también presidente de la y fundador de la , señaló que el turista quiere “saber dónde está”, por lo que es preciso agrupar los restaurantes “según los motivos de búsqueda”. En este sentido propuso organizarlos en las categorías “comidas y cenas, desayunos, copas y meriendas y dulces”, distinguiendo también entre “tradicionales, cocina creativa, extranjera, menos de 20 euros, edificios históricos, enclave natural etc.”. Un proyecto “para conseguir más calidad de vida, riqueza, desarrollo y bienestar” teniendo en cuenta que “la gastronomía es la industria de la felicidad”.

En su intervención, en la que describió la mesa en la época de Cervantes y abordó la gastronomía del Quijote y su proyección de futuro, señaló la “la materia prima” y la “hospitalidad” como los elementos más valorados de una oferta turística de calidad y dijo que Castilla-La Mancha “tiene posibilidad de convertirse en destino de viajeros y turistas que quieran disfrutar de su cultura, ecología, gentes o patrimonio y, en un destacado término, de su excelente y diferenciada gastronomía”.

Según su director, el profesor de la del Deporte , el curso de verano tiene como objetivo analizar las características nutricionales de alimentos típicamente castellano-manchegos como el aceite, el vino, el queso o las legumbres y describir sus efectos en la biología, poniendo en relación “lo que nos gusta comer y lo que es bueno para nosotros”. Para profesora de la (INEF) y secretaria de la iniciativa, , es también “el pequeño homenaje a Cervantes desde la nutrición y la gastronomía”.

En la inauguración participaron la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, , y el director de Relaciones Institucionales de Caja Mancha, Miguel Ángel Escalante, quien destacó que la nutrición y la gastronomía están estrechamente ligadas al sector agroalimentario de la región, “en el que hundimos nuestras raíces”, y subrayó la oportunidad, por parte de la UCLM , de celebrar este curso en el año de la capitalidad gastronómica de Toledo y el cuarto aniversario del fallecimiento de Cervantes.

Además de contar con el apoyo de la Catedra de Innovación y Desarrollo CLM, el curso se desarrolla con el patrocinio de Devas Gourmet, Marqués de Griñón, Valdelobos, Jimena Baena y Muñoz Viñedos y Bodegas, cuyos productos estarán presentes en las catas y talleres de aceite, vino, queso y recetas del “Quijote” que incluye el programa en sus dos sesiones.