En declaraciones a los periodistas, el vicepresidente regional rechazó las acusaciones realizadas ayer por el aspirante del PP a la Junta, que también pidió su dimisión, y aseveró que no dijo la verdad e, incluso, manipuló la documentación que exhibió para argumentar sus declaraciones. Así, reiteró que, en ningún caso, se ha producido alguna ilegalidad o irregularidad en la universidad castellano-manchega. Respecto al ingreso de su cuñada, Alicia Díez de Baldeón, como profesora de Historia del Arte, Barreda aseveró que el acta que ayer esgrimió Suárez Illana pone claramente de manifiesto que la única persona que reunía los requisitos exigidos para ocupar la plaza era ella, porque el resto no eran doctores.

 También subrayó que es falso que su esposa, Clementina Díez de Baldeón, y su hermana participarán en alguna votación sobre el puesto, porque no la hubo, al ser Alicia la única persona que tenía el grado de doctor, reiteró. En este sentido, el responsable regional manifestó que Suárez Illana debe pensar que en “a la universidad española se entra como al cortijo de su suegro y no es así”, ya que hay que cumplir unos requisitos de capacidad, publicidad y mérito, apuntando, además, que la legalidad está “absolutamente garantizada” por los controles externos e internos de la propia universidad. A su juicio, el candidato ‘popular’ debería tener una mejor información al respecto e indicó que en el PP hay personas que conocen la Universidad regional y tendría que dejarse asesorar. Añadió que le está recordando demasiado a lo que le dijo un antiguo profesor suyo sobre que “los tontos hablan de personas, los inteligentes explican acontecimientos y los muy inteligentes dan ideas” y dijo que no le ha oído ni una sola idea ni explicar ningún acontecimiento.

DERIVA

Asimismo, Barreda manifestó que Suárez Illana se puso “la venda antes de la herida”, diciendo que esperaba una campaña sucia y resulta que “el único que la está ensuciando es él”, ya que ha empezado a “difamar” a todo el que encuentra por delante. En su opinión, es una “pena” que haya entrado en esa “deriva” y cree que el más perjudicado será él, afirmando que la Junta y el PSOE seguirán trabajando por la Universidad y Castilla-La Mancha. De otro lado, se refirió a las supuestas presiones sobre profesores de la UCLM para que se sumen a un manifiesto de apoyo la institución, y manifestó que Suárez Illana debe tener una concepción “muy sui generis” de la libertad y dignidad de los mismos, porque ellos saben lo que tienen que hacer, decir y firmar.

Así, Barreda, quien dijo desconocer el manifiesto, añadió que el candidato del PP debe ser consciente de que “ha metido la pata arremetiendo sin ningún matiz y con muy poca inteligencia contra el sistema de selección del profesorado y sembrando una duda generalizada acerca de los procedimientos para entrar en la UCLM”, que son los mismos que en cualquier otra universidad. También aludió a la crítica sobre su plaza en la universidad al ser miembro del Ejecutivo regional, y recordó que es profesor universitario desde 1980 cuando no existía la UCLM ni tampoco la Comunidad Autónoma.

Según dijo, cuando él tenía la edad de Suárez Illana, al que las cosas le han debido ser “muy fáciles” a lo largo de su vida, opinó, había hecho “unas cuantas cosas y determinados estudios”, consiguiendo el grado de doctor con la máxima calificación, y llevaba muchos años trabajando, apuntando que le gustaría que el aspirante ‘popular’ pudiese decir lo mismo.