El humorista gaditano Fernando Bernal ha ganado la última edición del Certamen de Monólogos de la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real, celebrado anoche en Ciudad Real. Bernal mereció el aplauso del público y del jurado con una composición costumbrista, con guiños al humor cotidiano, del que se ha convertido en todo un maestro tras acumular varios cientos de actuaciones por todo el país y llegar a la final del concurso Got Talent de Telecinco en 2016. Se hizo con los 750 euros del premio y el honor de haber triunfado en uno de los concursos de monólogos más consolidados del panorama tras diecisiete años de existencia, tres de ellos con carácter nacional.

El segundo clasificado fue , de nombre artístico ; un humorista salmantino que presentó el show “Pueblos, fiestas y otros problemas”, de trasfondo popular y con alusiones a las pequeñas-grandes dificultades que sufren algunas localidades en la prestación de servicios fundamentales como los sanitarios. Olvidado se llevó los 350 euros correspondientes al semifinalista y la experiencia de compartir escenario con otros cinco finalistas y con dos grandes nombres de la comedia actual: Agustín Durán y Rober Bodegas.

Los manchegos, los nuevos andaluces

Respondiendo a preguntas de los periodistas, Bodegas ha felicitado a la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real por la convocatoria del certamen, recordando que la mayoría de los humoristas comienzan su carrera en este tipo de concursos. Así le pasó a él mismo: superando su timidez, participó en competiciones de monólogos desde el año 2002 y cinco años después se proclamó ganador de El rey de la comedia, de La 1. El gallego disfruta ahora de bastante popularidad gracias a sus espectáculos en solitario y a su trabajo con en el dúo Pantomima Full, con apariciones en el popular programa La Resistencia.

Defensor del denominado “humor incómodo, con un punto tristón”, Rober Bodegas no cree que haya que poner límites a la comedia, un mundo en el que, a su juicio, Castilla-La Mancha está brillando con luz propia, con personajes como , , , , o Agustín Durán. “Los manchegos sois los nuevos andaluces”, asegura.

Y Agustín Durán fue el conductor de la gala. Natural de (Ciudad Real), Durán comenzó su meteórica carrera en la comedia precisamente en el Certamen de Monólogos de la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real; recibió un accésit en 2002 por el texto “La triunfomanía”, y ganó la segunda convocatoria, en 2003, cuando estudiaba Magisterio, con el monólogo “¿Estudiar?”. Desde entonces, no se ha perdido una edición. “Es una fecha especial para mí que estoy esperando todo el año, como un perrillo cuando te ve sacudir el mantel”.

Después de una etapa en la que ha ido definiendo su estilo, acentuando los rasgos de su personaje, Durán triunfa con el show “Cazafantoches” en el teatro Cofidis-Alcázar, en , y es una estrella emergente en la comedia española. Una estrella que asegura que, “aunque alquitranar carreteras posiblemente sea más duro”, la naturalidad aparente de sus monólogos “lleva mucho trabajo detrás, mucha preparación, horas de viajes y hoteles en solitario, y de echar de menos a la familia y a los amigos. “No es fácil, pero nunca me quejaré de este bendito trabajo porque es un regalo que me ha dado la vida”, dijo.