Dos son los candidatos que optan a ser rector de la Universidad de Castilla-la Mancha en esta ocasión. El primero en votar ha sido quien ha ostentado el cargo durante los últimos cuatro años: el profesor Miguel Ángel Collado lo ha hecho a las 10.30 horas en la .

Por su parte, el otro candidato, el profesor Flor, ha votado a las 11.00 horas en la Escuela de Ingeniería Informática del Campus de Albacete, con un deseo fundamental: “Espero que se llenen las urnas de votos, que haya una gran participación de todos los sectores y que el rector que salga esta noche de la Universidad tenga el respaldo de la comunidad universitaria para empujar esta Universidad hacia un futuro de esperanza y de éxitos”, ha manifestado a los periodistas presentes.

Quiles: “Se ha despertado un interés por el futuro de la Universidad”

Si lograse esta vez reunir la mayoría de la confianza del electorado, Quiles tiene muy claro qué será lo primero que centre su atención: “Convencer a toda la comunidad universitaria de que todos y todas somos necesarios para el proyecto que intento encarnar; quiero construir la Universidad desde los que me voten y los que no, construirla con la comunidad universitaria, por el bien de la Universidad de Castilla-la Mancha y de la región”, ha resumido.

Desde primera hora, el goteo de votantes en las diferentes mesas ha sido constante. El candidato Quiles ha percibido que “se ha despertado un interés por el futuro de la Universidad, por la propuestas que hemos puesto encima de la mesa y yo creo que va a haber una altísima participación”.

Cuatro años antes, los mismos candidatos concurrieron a la convocatoria electoral de entonces. Hasta hoy, han cambiado muchas cosas y, aunque los rostros sean los mismos, es mayor la experiencia y se han introducido nuevos factores (trascendentales) ligados a ‘los nuevos tiempos’.

“Indudablemente, esta campaña ha sido una campaña que, en gran medida, se ha desarrollado en Redes Sociales; ha habido una entrevista a partir de ‘streaming’ en la que fue retransmitida a toda la comunidad universitaria… es un cambio radical, llegas más al posible votante a través de esas vías; y también la participación de vosotros, los medios de comunicación, ha sido más intensa, habéis prestado muchísima más atención a la campaña”, ha explicado Quiles sobre las mayores diferencias que ha encontrado entre ambos momentos.

Los alumnos, muy interesados en el proceso

Más comunicación que, seguramente, ha jugado un papel fundamental de cara a los alumnos, lejos de ‘omitirse’, parecen haber tomado todo el interés posible en comprender el proceso y, sobre todo, participar de él.

“La verdad es que, cuando empezó (y, además, nosotros somos de primer curso), vimos la campaña un poco ‘exagerada’… pero cuando comprendimos lo que suponía ser el rector en la supimos lo que ello afecta a los alumnos, lo vimos muy importante, de modo que sí que quizá estemos siendo hoy los primeros en venir a votar”, nos contaba uno de los jóvenes que en ese momento acudía a ejercer su derecho al voto. Nos ha explicado, además, que “leímos el programa y también vimos lo que se ha hecho durante el mandato del rector anterior, y la verdad es que tuvimos bastante claro a quién votar”.

Otro estudiante nos ha relatado que considera “muy importante” que los alumnos puedan participar en la elección a rector “porque la principal función que tiene la Universidad es enseñarnos a nosotros, de modo que veo fundamental que nos dejen elegir quién queremos que sea nuestro rector; creo que hemos podido interesarnos y aportar, además se han encargado bastante bien con la campaña de que nos enteremos detalladamente de lo que ofrece cada uno y de que queramos votar para elegir”.

‘Votar para elegir’. Simple y, a la vez trascendental. Como el mensaje que éste último joven ha lanzado (a modo de ‘petición fundamental’) a quien quiera que mañana sea el rector de la Universidad de Castilla-la Mancha: “Que vele por nosotros, sobre todo; que busque la mejora de la Universidad para que los estudios progresen y llegar a ser una buena potencia en el futuro”, ha concluido.