La Alta Velocidad Ferroviaria que cambió el concepto de movilidad se estrenó en España el 21 de abril de 1992 con el trayecto Madrid-Sevilla y vino precedida por la experiencia de Japón y de Francia. Tras cinco lustros asentada en España y más de tres de estudio por parte del grupo de investigación de Transportes, Urbanismo y Ordenación del Territorio de la de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) -pionero en nuestro país en este tipo de investigaciones-, el centro reúne desde hoy y hasta el día 6 en el Campus de Ciudad Real a los mejores expertos en la cuestión para reflexionar sobre el presente y el futuro a largo plazo de este sistema ferroviario en el mundo.

Investigadores y profesionales del sector de la industria y de las empresas llegados de todo el mundo tendrán en este encuentro, amparado bajo el nombre de Congreso internacional en Alta Velocidad ‘Tecnologías e impactos a medio plazo’, la oportunidad de debatir sobre el desarrollo y las consecuencias tecnológicas y socio-económicas, la infraestructura y la optimización del material rodante, el desarrollo urbano y territorial, la sostenibilidad y ahorros energéticos y los puntos de vista de la seguridad, todo ello con el fin de ayudar a comprender mejor los criterios de planeamiento para su futuro.

Sin duda, el evento, según ha dicho el profesor de la UCLM organizador del congreso, , junto a su homólogo , invita a “mirar a largo plazo”. En declaraciones a los medios antes de la inauguración del congreso, Ureña ha explicado que en el mundo académico “se ha estudiado las implicaciones de la Alta Velocidad al poco de llegar ésta a los distintos países”, pero ahora el objetivo de la Escuela al plantearse esta propuesta es, tras 25 años de experiencia, “reflexionar más a largo plazo de las ilusiones que se convierten o no en realidad”.

Para el rector de la UCLM, Miguel Ángel Collado, la magnitud de este congreso que reúne a más de un centenar de personas de distintos países “posiciona a la Universidad regional como un referente internacional en materia de Alta Velocidad”. Aprovechando la oportunidad que le brindaba la inauguración del congreso, el rector ha felicitado a los organizadores por esta actividad y por el gran trabajo de investigación que la Escuela de Caminos viene realizando desde su creación en torno a un sistema de transporte que es “muy importante para nuestra ciudad, nuestra región y nuestro país”.

El congreso cuenta con el patrocinio y colaboración de Renfe. Su presidente, , ha subrayado la “impagable labor” que la UCLM, y más concretamente su Escuela de Caminos, hace por la Alta Velocidad. Tras afirmar que el AVE ha sido y es “símbolo de modernidad y de garantía de desarrollo social”, Alfaro ha advertido que “los éxitos del pasado deben invitarnos a pensar en el futuro, para mejorar el servicio”, de ahí que este congreso sea “todo un referente”.

En ello también han coincidido la alcaldesa de Ciudad Real, ; y el presidente de la Diputación Provincial, , dos de las instituciones que apoyan la celebración del congreso. La primera edil se ha referido a la UCLM y al AVE como los dos instrumentos que “cambiaron” la capital manchega. La llegada del último, ha dicho, “desarrolló la ciudad, modificó la estructura urbanística y dio opción al empleo”. Por su parte, Caballero resumió los 25 años del AVE como una “historia de esperanza e ilusión, de alguna frustración y de retos para los próximos años”, entre los que citó el desarrollo de una estrategia para impulsar el turismo de interior y del sector empresarial adaptado a la nueva economía.

El congreso se ha articulado en torno a ocho sesiones plenarias y 16 sesiones paralelas, y durante su celebración, concretamente mañana día 5, los asistentes tendrán la oportunidad de realizar el trayecto Madrid-Sevilla en el mismo AVE que realizó aquel viaje por primera vez hace ya 25 años.