En relación con los antecedentes y las consecuencias de la salida del Reino Unido de , Sannino destacó el papel de este país desde el Tratado de hasta la actualidad. “Reino Unido busca un reconocimiento fuera de la Unión”, aseguró, y advirtió que las principales potencias económicas del mundo seguirán priorizando los acuerdos con Europa por delante de los británicos.

Sobre la crisis migratoria, destacó que Europa “es una potencia social en la actualidad” y que los países miembros “aún tienen mucho que aportar en cuanto a inmigración y fortalecimiento del espacio Schengen”. El embajador recordó así mismo que la Unión Europea ha pasado principalmente por tres etapas históricas: una primera, en la que la prioridad era la economía; una segunda, en la que Europa se convierte en potencia política, y la que atraviesa actualmente, en la que, según Saninno, “la Unión Europea es la principal potencia en lo que ha valores sociales se refiere”. Sobre estos valores “se tienen que sentar las bases de los nuevos retos europeas para seguir construyendo Europa por encima del euroescepticismo”, señaló.

El diplomático mostró además su sorpresa por el autoritarismo del gobierno de en Estados Unidos, dadas “las buenas relaciones históricas” que ha mantenido la Unión Europea con el país norteamericano. “Entendería que pudiera considerarnos un competidor, pero calificarnos de enemigos me parece exagerado”, dijo.

Además del rector, acompañaron al embajador en su exposición ante profesores y alumnos la vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente, Fátima Guadamillas; el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, , y el catedrático de Historia del Derecho y de las Instituciones Feliciano Barrios.