El Módulo A, correspondiente al nivel A 1.1 (alumnos sin conocimiento del árabe marroquí) se desarrolla desde el lunes hasta el próximo viernes. Durante la primera semana de julio se impartirá el Módulo B (alumnos con conocimientos acreditados de árabe marroquí), que equivale al nivel A 1.2.

Desde la Escuela de Traductores explican que el curso tiene como objetivo proporcionar al alumno los recursos comunicativos necesarios para mantener conversaciones básicas con una persona cuya lengua materna sea el árabe marroquí, así como dar a conocer la estructura gramatical de esta variante lingüística. “Basándonos en el para las Lenguas (MCER), el nivel que se pretende alcanzar corresponde al A 1.2”, señalan.

Los alumnos matriculados tendrán acceso a los fondos de la biblioteca de la Escuela de Traductores, especializada en temas árabes y mediterráneos, así como al aula de informática dotada con diez puntos de red, teclado árabe y conexión satélite.

Por otra parte, el próximo lunes comienza en la Escuela de Traductores la cuarta edición del ulpán de verano o curso intensivo de lengua hebrea, dirigido a estudiantes universitarios de los departamentos de Filología Semítica, titulados y público general con nivel medio de esta lengua. El programa, que incluye 60 horas lectivas, será impartido en tres niveles (inicial, medio y avanzado) por profesorado nativo, con amplia experiencia docente y titulado para la enseñanza de hebreo como segunda lengua por la .