Un total de 456 estudiantes de los últimos cursos de los grados en Medicina y en Enfermeria de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) se han ofrecido para prestar sus servicios como voluntarios en los servicios de salud, con el objetivo de hacer frente a la alta demanda de personal sanitario, como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

De ellos, 146 corresponden al Campus de Albacete, 123 son del Campus de Ciudad Real, 73 pertenecen al Campus de Cuenca, 44 a Talavera de la Reina y 72, al Campus de Toledo; números que se ajustan al porcentaje de estudiantes de últimos cursos de ambas titulaciones en cada uno de ellos.

Atendiendo a la demanda de la Consejería de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la UCLM ha coordinado este llamamiento entre sus estudiantes, al que han respondido “en tiempo récord”; una prueba más del compromiso y solidaridad de la comunidad universitaria con la sociedad castellano-manchega.

La Universidad regional tiene habilitado un espacio permanente en su página web con información actualizada sobre el COVID-19 y las medidas que se están estableciendo, en permanente actualización.