Alumnos del grado en Ingeniería Informática de la Universidad de Castilla-La Mancha han impartido a lo largo de dos semanas un taller de programación de videojuegos y de robots a niños de entre 8 y 12 años participantes del programa Escuelas de Verano que organiza la (UCLM).

La actividad, organizada por la y la , se ha llevado a cabo durante dos semanas en sendos campus y en ella han participado más de 70 niños.

Bajo el principio de ‘aprender jugando’, los estudiantes de la UCLM enseñaron a los niños fundamentos de programación tales como algoritmos, secuenciación, lujos de control, sentencias lógicas y recursividad, entre otros. Los pequeños, “entusiasmados” con el taller, según aseguran los organizadores, aprendieron dichos conceptos “aparentemente complejos” con una metáfora de puzles cuyas piezas son fragmentos básicos de código y los programas se construyen formando un puzle con dichas piezas. Con los conceptos aprendidos, los niños fueron capaces de crear sus propios videojuegos y de programar un robot para que actuara según las órdenes que habían programado.

Esta actividad, que arrancó en 2016 de la mano de la y a la que se sumó la Escuela Superior de Ingeniería Informática de Albacete, está alineada con iniciativas internacionales, como la Hora del Código, que promueven el aprendizaje de la programación de aplicaciones informáticas desde edades muy tempranas, convirtiéndose en una competencia fundamental a incorporar en los planes de estudio de Educación Primaria y Secundaria. Este tipo de aprendizaje, según los expertos, potencia aptitudes como el razonamiento lógico y educativo, la planificación y la creatividad, y la resolución de problemas en múltiples ámbitos.

Las escuelas de Informática de la UCLM, en estrecha colaboración con las facultades de Educación, llevan varios años trabajando en la enseñanza de la programación en niños y jóvenes, promoviendo el pensamiento computacional desde edades tempranas.