Más de dos décadas formando a “profesionales con valores”

La Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete comenzó su andadura el pasado año 1989, ofertando las titulaciones de Economía y Administración y Dirección de Empresas. En la actualidad, se conocen con el nombre de Grados, tras el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) llevado a cabo por la .

Durante la entrevista concedida al Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, el decano de esta Facultad, Ángel Tejada, explicaba que nació con el objetivo de formar a estudiantes de una manera integral para que pudieran desempeñar su labor profesional con eficacia, eficiencia y un fuerte compromiso social. “Queremos formar a profesionales en los conocimientos técnicos exigibles, pero también en valores“, añadía.

Según señalaba, todos los agentes implicados en este centro (personal docente, investigador, administrativo y de servicios), trabajan para ofrecer una formación universitaria pública de calidad, dentro de un Sistema de Garantía Interna de Calidad, concedido por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación en 2009, que le exige un proceso constante de seguimiento, mejora y revisión de los resultados obtenidos.

“Somos un punto de referencia para la sociedad albaceteña”

Ángel Tejada es Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales. Tras ocupar el puesto de vicedecano en esta , entre los años 2004 y 2008, se convirtió en decano de la misma. Un puesto que ocupa desde entonces con gran responsabilidad y entusiasmo, con el pleno convencimiento de que “la seriedad y el dinamismo son las dos señas de identidad que mejor definen a este centro universitario”. En este sentido, destacaba la implicación que demuestran todos los agentes implicados en cada uno de los proyectos puestos en marcha en esta Facultad. Tejada sostiene que “además de enseñar a los alumnos y cumplir con su labor investigadora, una Facultad debe jugar un papel fundamental en la sociedad donde está ubicada”.

En este sentido, apuntaba que la de Económicas y Empresariales de Albacete está muy integrada en las instituciones públicas y empresas privadas. Un factor que los alumnos ven como un valor añadido a la hora de matricularse en este centro. “Estamos trabajando en un entorno y nos debemos a él”, añadía.
Según explicaba, antes de la puesta en marcha de esta Facultad, existía un déficit importante respecto a la “no disposición” de estudios universitarios, recordando incluso que él mismo tuvo que marcharse a estudiar a Valencia porque en Albacete no había posibilidad de cursar estos estudios. “Era una demanda de la sociedad albaceteña, que afortunadamente se convirtió en realidad”, apuntaba.

El decano recordaba que la titulación de Economía se puso en marcha de manera exclusiva en Albacete, siendo ésta la única ciudad de Castilla-La Mancha donde se puede cursar, mientras que en el caso de Administración y Dirección de Empresas (ADE), aunque estaba también en esta ciudad como facultad origen, hoy está disponible en todos los campus de la .

Tejada destacaba la gran acogida que esta Facultad ha tenido desde su apertura entre la sociedad albaceteña, al tiempo que señalaba que “somos un punto de referencia para una sociedad que necesita de nuestros estudios, así como de las aportaciones de profesionales que realizamos al mercado, teniendo en cuenta que ponemos a su disposición trabajadores cualificados sin que tengan que formarse fuera de esta tierra”.

Adaptación al EEES

En relación al proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) llevado a cabo por todas las universidades españolas, para poder adaptar con éxito las titulaciones de Licenciatura y Diplomatura a las exigencias marcadas por el Plan Bolonia antes de comenzar el presente curso académico 2010/2011, Tejada apuntaba que “aunque los cambios nunca son fáciles, el resultado está siendo positivo”.

Según explicaba el decano, con esta reforma se ha dado a las facultades la libertad de decidir su oferta formativa, teniendo que superar un proceso de validación del Ministerio para poder entrar a formar parte de un catálogo de títulos oficiales. En lo que respecta a las Ciencias Económicas y Empresariales, Tejada sostiene que “en España nos hemos equivocado muchísimo”.

En su opinión, a pesar de que en un principio se apostó por hacer exclusivamente una conversión de Licenciaturas y Diplomaturas a Grados, considerando que la diversificación posterior debería ser en título de máster oficial, finalmente considera que no ha sido ha sido porque “en España han salido títulos de Grado vinculados con la Economía y la Empresa como setas cuando llueve”.

En el caso de la Facultad de Albacete, señalaba que “aunque hubiera sido más fácil una convalidación única, hemos preferido mantener las dos vías al considerar que es la opción más beneficiosa para nuestros alumnos”.

Concretamente, en aquellos casos en los que ha sido necesario adaptar los anteriores estudios a Grado, la Facultad ha optado por una adaptación conforme a dos modalidades complementarias, por módulos y por asignaturas, con el objetivo de minimizar al máximo los efectos negativos a los estudiantes que habían atribuido una proporción significativa de las competencias atribuibles a cada bloque de contenidos.

Titulaciones de Grado y Postgrado

De este modo, la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete oferta a sus alumnos los Grados en Administración y Dirección de Empresa, y en Economía, así como los másteres universitarios oficiales de Banca y Finanzas Cuantitativas; de Estrategia y Marketing en la Empresa; y de Economía Internacional y Relaciones Laborales.

Además, Ángel Tejada apuntaba que en estos momentos se está tramitando la autorización de un nuevo en Consultoría y Asesoría Financiera y Fiscal, para su implantación en esta Facultad el próximo curso, con el objetivo de intensificar la formación de los alumnos egresados de los Grados afines en materias relacionadas con la contabilidad, la fiscalidad y las finanzas, para facilitar su inserción en el ámbito profesional, al tiempo que sirve de puente hacia los estudios de Doctorado, en el caso de aquellos alumnos que decidan continuar profundizando en su carrera profesional e investigadora.

Ángel Tejada explicaba que de manera conjunta, la Facultad oferta títulos propios de Máster en Contabilidad Superior y Auditoría de Cuentas; en Comercio Internacional y sus técnicas; y Máster en Entidades de Crédito, así como un Curso de Especialista en Mercados y Técnicas de Venta Internacionales.

La realización de prácticas son una condición sine qua non para graduarse en este centro universitario

Ángel Tejada se mostraba orgulloso a la hora de señalar que “nuestra Facultad se encuentra entre las primeras de Ciencias Económicas y Empresariales de España”. Según explicaba, este centro universitario destaca por la aplicación de sistemas pedagógicos innovadores pensados para conseguir que los alumnos adquieran conocimientos y desarrollen las competencias y habilidades personales y profesionales que demanda la empresa.

En este sentido, recordaba que “somos de las pocas facultades que se han atrevido a exigir a sus alumnos la realización de prácticas obligatorias para poder graduarse”. Según explicaba, “cuando abordamos la reforma de los planes de estudios, consideramos que estábamos lo suficientemente maduros cómo para obligar a todos nuestros alumnos a realizar prácticas para conseguir su título de graduado”.

Según explicaba, esta medida ha sido muy bien acogida por todas las partes implicadas y está dando excelentes resultados, incluso en plena crisis económica, teniendo en cuenta que la Facultad no ha tenido ningún problema a la hora de encontrar contraparte para ubicar a sus alumnos. De hecho, en estos momentos tiene contratos firmados con el tejido empresarial albaceteño para la realización de cerca de 1.100 prácticas al año, cuando en realidad sólo necesitan 250. El objetivo que se persigue es poner en contacto a los alumnos con la realidad empresarial, con la esperanza de que consigan un contrato de trabajo al término de las mismas.

Para coordinar esta actividad, la Facultad cuenta con una que ha conseguido elevado índice de integración en empresas de C-LM, así como de otros puntos del país como Madrid, Valencia, Murcia o Alicante.

Un refugio en plena crisis económica

En relación al número de personas matriculadas en el presente curso académico, el decano señalaba que entre los estudios de Grado y Licenciatura la cifra se sitúa cerca de los 1.600 alumnos, sin olvidar que algo más de 100 están cursando postgrados no oficiales en estos momentos.

Según explicaba, la crisis económica ha provocado un incremento del 40 por ciento en las matriculaciones de los últimos dos años, pasando de 175 alumnos de primera entrada en la carrera de Administración y Dirección de Empresas a más de 200, y de 60 estudiantes a 95 en el caso de Economía.

En su opinión, la mayor parte de los estudios universitarios se han convertido en un “refugio” en tiempos de crisis económica a la hora de conseguir una mejor posición dentro del mercado laboral. Según explicaba, la huella de la crisis económica se está dejando notar también en los presupuestos de esta Facultad, ya que no sólo no se han incrementado en los últimos años, sino que incluso han descendido.

Adaptación a la realidad económica y empresarial

Los continuos cambios que se están produciendo en el sistema económico y empresarial de nuestro país, han llevado a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de Albacete a adaptar sus planes formativos para que sus graduados puedan afrontar sin problemas las demandas del mercado.

Para ello, en este centro universitario se desarrollan procesos metodológicos que permiten a sus alumnos conseguir aptitudes numéricas y de razonamiento lógico, capacidad de organización y método, de dirección de colaboradores y trabajo en equipo, de toma de decisiones, resolución de problemas y de adaptación.

Para conocer las demandas de las empresas y organizaciones, Ángel Tejada explicaba que esta Facultad cuenta además con un , puesto en marcha para conseguir el Sello de Garantía Interna de Calidad concedido por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación en 2009, encaminado a definir cuáles son las medidas más adecuadas para orientarlas hacia esa dirección.

El Comité está formado por representantes de las diferentes instituciones, empresarios y antiguos alumnos. Se reúne de manera periódica para conocer las necesidades formativas que reclama el mercado de trabajo, con el fin poder cubrirlas desde la Facultad en la medida de lo posible.

“Apostamos por la investigación en el ámbito universitario y social como motor de desarrollo”

Según señalaba Ángel Tejada, la docencia y la investigación son los dos pilares sobre los que debe construirse cualquier modelo de centro universitario. En este sentido, apuntaba que el objetivo de esta Facultad no es otro que la promoción y el apoyo de la actividad investigadora en el ámbito universitario, así como en el entorno social, como motor de desarrollo de un territorio.

De este modo, la Facultad actúa como canal de difusión y canalización de los resultados obtenidos en la investigación para su posterior traslado al tejido socioeconómico. Concretamente, Tejada diferenciaba entre la investigación más básica, “de puertas para dentro”, que se realiza en este centro, dentro de un proceso de formación en diferentes ámbitos, y la investigación aplicada.

En este sentido, destacaba la apuesta que esta Facultad está llevando a cabo en cuanto a investigación aplicada se refiere, partiendo no sólo de la realización de estudios a demanda por parte de empresas, sino también de la implantación de sistemas de costes o de gestión en empresas, de cuadros de mandos y análisis estratégicos de sectores como el aeronáutico, la cuchillería, la agricultura o el calzado, entre otros.

En opinión del decano “la apuesta en investigación aplicada que realizan las facultades, y sobre todo la de Ciencias Económicas y Empresariales, debería ser muy importante y estar encaminada a conseguir el beneficio de la sociedad”.

Perfiles profesionales más demandados

En relación a los perfiles profesionales más demandados por los empresarios en estos momentos, y teniendo en cuenta los estudios llevados a cabo por el Centro de Información y Promoción de Empleo de la UCLM, Ángel Tejada señalaba que son muchas las posibilidades de ocupación y puestos de trabajo a los que pueden acceder los titulados de esta Facultad.

Según explicaba, la empresa está demandando un profesional al que se le presupone la formación, así como unas competencias de carácter trasversal como por ejemplo liderazgo, espíritu crítico, capacidad de toma de decisiones, de trabajo en equipo, así como de asumir nuevo retos y compromisos, y desde esta Facultad están trabajando para que sus alumnos las adquieran dentro de las aulas.

En cuanto a las salidas profesionales que esta Facultad ofrece a sus estudiantes, según los últimos estudios realizados sobre el mercado de los profesionales, cabe señalar que los economistas están muy bien situados. De hecho, Administración y Dirección de Empresa, y Economía son, respectivamente, la primera y la cuarta mayor salida profesional registrada en España en los últimos años.

Ángel Tejada finalizaba la entrevista señalando que “aunque jamás pensé en que podría convertirme en decano de esta Facultad, la experiencia está resultando muy enriquecedora” porque “lo mío también es la gestión y no sólo la docencia”.

En su opinión, uno de los mayores atractivos de su cargo es poder participar activamente en su ciudad natal desde la Facultad, aportando soluciones y propuestas a determinadas situaciones. “Ser decano da mucho trabajo, pero es una responsabilidad muy gratificante”, concluía.