Las III Jornadas Arqueología y Universidad sirvieron para conocer un total de diecisiete proyectos, en su mayoría localizados dentro del ámbito territorial de Castilla-La Mancha.

La cronología de los yacimientos y zonas arqueológicas que han sido objeto de estudio abarca desde la Prehistoria hasta la época contemporánea, evidenciando, una vez más, el carácter diacrónico y transversal de la arqueología como fuente privilegiada de conocimiento histórico y de producción patrimonial, tal y como manifestaron desde la organización.

En línea con los objetivos e identidad del Laboratorio de Arqueología, Patrimonio y Tecnologías Emergentes (LAPTE), muchas de las presentaciones pusieron de manifiesto “la indiscutible utilidad que la aplicación de las nuevas tecnologías de registro y documentación ha cobrado en los últimos años, en todo lo relacionado con la investigación, conservación y valorización del patrimonio arqueológico”. De igual forma, como explicaron, también se ha evidenciado la contribución al desarrollo local, y por extensión regional, “de la gestión integral de este singular patrimonio material, y de la generación y transmisión de conocimiento que está en su base misma”.

Esta nueva edición, al igual que las anteriores, se ha desarrollado de manera complementaria a la reunión anual del LAPTE.