El grupo de investigación de la Universidad regional comenzó el pasado mes de junio a trabajar en este proyecto, cuyo objetivo es integrar el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para mejorar la producción y calidad de setas y champiñones.

En este trabajo colaboran diferentes empresas, como BQ que, tal y como indican desde el grupo, se encargará de implementar nuevos sensores de bajo coste, basados en hardware libre y de adquirir información en la nube en tiempo cuasi-real.

Por su parte, Gurelan incorporará el conocimiento del ciclo de champiñón y setas y la repercusión de las condiciones climáticas en la producción, tanto en cantidad como en calidad.

La empresa Mercajucar dispondrá de cuatro salas de producción completas y de personal para la implementación en condiciones reales de los nuevos sistemas como experiencia piloto y, por último, el grupo -UCLM desarrollará modelos termodinámicos e implementará máquinas de aprendizaje para la ayuda a la toma de decisiones en un contexto de gran cantidad de información (big data) en un entorno variable y complejo.