Tal y como expusieron los investigadores, en el trabajo se ha evaluado el efecto de factores como: las condiciones en las que se obtiene, almacena y transporta la muestra para su análisis en el laboratorio, y el tiempo transcurrido durante este proceso sobre la calidad físico-química e higiénico-sanitaria de muestras de leche de oveja y cabra, utilizando el sistema de trazabilidad por radiofrecuencia TRAZALE durante el muestreo y en dos laboratorios distintos (UCLM y LILCAM).

La calidad de las muestras analizadas, al finalizar la ruta de recogida, fue similar entre ambos laboratorios, cuando las condiciones de conservación fueron las establecidas en la normativa (R.D. 752/2011), por lo que concluyen que el sistema TRAZALE “permite que las muestras se conserven adecuadamente hasta el momento de su análisis, proporcionando una información útil que mejora la trazabilidad del proceso”.

En el estudio ha participado también el Grupo Autolog de la UCLM, así como el (LILCAM), y diversas industrias lácteas de la región, siendo financiado gracias al Proyecto de Investigación PPII-2014-017-P de la JCCM.