La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), a través del vicerrector del Campus de Cuenca y Extensión Universitaria, José Ignacio Albentosa, y el Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha, José Manuel Martínez, han firmado un convenio de colaboración entre ambas entidades para la realización de actividades académicas. Acciones enmarcadas en la finalidad de un acuerdo basado en la realización de cursos, jornadas y otras actividades formativas.

El acuerdo rubricado en el Campus de Cuenca de la Universidad de Castilla-La Mancha suscribe la mutua colaboración para llevar a cabo durante el curso académico 2008-09 las jornadas Los derechos de las personas con discapacidad en los supuestos de intervención judicial. Novedades del procedimiento de incapacitación en el Campus de Albacete.

Ambas instituciones organizarán conjuntamente un curso de verano para 2009 que verse sobre Los derechos de los niños y adolescentes ante la violencia: la aplicación práctica de la convención después de diecinueve años de vigencia, que se celebrará en el Campus de Cuenca durante la época estival (25 horas lectivas), y para el que ya se han conseguido una veintena de becas.

La celebración de este curso de verano reunirá por primera vez en una mesa redonda a jóvenes, alumnos y afectados para que puedan explicar y exponer sus propias experiencias. No en vano, y tal y como ha apuntado el Defensor del Pueblo de C-LM, “están aumentando las quejas sobre la violencia que se ejerce sobre los jóvenes y comienza a tomar importancia las denuncias que hijos y/o alumnos ejercen sobre los mayores”.

Asimismo, el presente convenio tiene por objeto establecer un marco de colaboración entre el Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha y el Vicerrectorado del Campus de Cuenca y Extensión Universitaria. Una colaboración que se basa en el desarrollo de actuaciones de diversa naturaleza, entre ellas, la realización de jornadas y encuentros de carácter científico.

El vicerrector del Campus de Cuenca y Extensión Universitaria y el Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha han augurado un futuro prometedor a un convenio de colaboración que al menos tendrá una vigencia de un año de duración y que se verá prorrogado sucesivamente para llevar a cabo actividades que vayan en beneficio de la comunidad castellano-manchega.

Además, José Ignacio Albentosa ha matizado que este acuerdo pone de manifiesto una de las funciones principales de la Universidad de Castilla-La Mancha. Establecer las líneas de colaboración necesarias para la mejora de la formación, la docencia y la investigación.

Para ello, tanto José Ignacio Albentosa como José Manuel Martínez han confirmado el acuerdo entre ambas instituciones para que la Universidad de Castilla-La Mancha participe en dos informes especiales que la oficina del Defensor del Pueblo de Castilla-La Mancha tiene pensado acometer sobre la defensa de los derechos de las personas y sobre las debilidades del sistema. Dos actuaciones que se llevarán a cabo desde la Escuela de Trabajo Social y la Facultad de Derecho.