Lo prometido es deuda. El aragonés experto en innovación docente César Bona, nominado en 2014 Teacher Prize -el Premio Nobel de los profesores- como uno de los 50 mejores educadores del mundo, ha regresado hoy a la justo un año después de su primera visita que, según las palabras de la directora del centro académico de la Universidad de Castilla-La Mancha, , “supo a poco”.

César Bona, que en aquel entonces se comprometió a volver, llegaba con la incertidumbre de saber si alguien respondería a su nueva llamada, puesto que aquel encuentro estaba aún cercano en el tiempo y fueron muchos los que se acercaron a escuchar sus palabras. Pero nada más atravesar la puerta del salón de actos del centro de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) ha comprobado la gran expectación que ha vuelto a generar su presencia -con público obligado a quedarse de pie al ocuparse todas las butacas- y se ha congratulado de que haya tanta gente interesada por “escuchar y hablar de Educación” porque ésta “da para muchas horas de conversación”.

“Recuerda que hacíais cuando erais niños”. Con este ejercicio con el que César Bona invitaba a los asistentes, en su mayoría estudiantes de los grados en Maestro, a compartir con su pareja de al lado una anécdota de su niñez, ha comenzado su intervención, centrada en la importancia que tiene la comunicación en el entorno educativo.

Bona ha advertido que la comunicación, la educación y la sociedad “son entes indivisibles”. “No se puede hablar de una cosa y dejar otras fueras”, ha sentenciado este mediático maestro, quien ha recordado a los futuros maestros que por sus manos pasarán cientos y cientos de niños a quienes “no van a educar para la escuela, sino para la vida, para la sociedad”. Y es aquí, ahora, en las primeras fases de la Educación, cuando “es preciso escuchar”. “Los niños y adolescentes tienen mucho que decir, por eso conviene que les invitemos a participar en la sociedad y les hablemos de compromiso social”, ha asegurado.

En esta idea ha insistido Bona a lo largo de toda su charla, repleta de ejercicios participativos con el público y de reflexiones. “La comunicación tiene un receptor y un emisor y estos no pueden ser siempre el mismo. Cuando se habla de escuchar, se habla de compartir. Es un verbo de ida y vuelta”, ha dicho.

César Bona es diplomado en Magisterio y licenciado en Filología Inglesa y lleva más de 16 años ejerciendo esta profesión. En 2014 fue nominado al Global Teacher Prize, del que quedó entre los 50 finalistas, siendo el único español candidato a este premio. En 2017 formó parte del jurado de los Premios Princesa de en la categoría de Comunicación y Humanidades. Ha recibido el Premio Magister de Honor por la Plataforma de la , el Premio Crearte del en dos ocasiones por su estímulo de la creatividad. Entre sus libros destacan Las escuelas que cambian el mundo y La nueva educación: Los retos y desafíos de un maestro de hoy .