“Recibo con mucha ilusión este reconocimiento por su significado”. De esta forma comenzaba Mª José Romero su intervención haciendo referencia al trabajo diario que desempeñan los docentes, “explicamos, promovemos y reivindicamos el derecho a la igualdad en toda su extensión”. Precisamente este es un año reivindicativo por la lucha en pro de la igualdad entre mujeres y hombres, por lo que la premiada habló del 8 de marzo por ser un día cargado de sororidad y de denuncia de la feminización de la pobreza.

La profesora de la UCLM indicó que “alcanzar la plena igualdad en el plano de las relaciones económicas y laborales tiene un impacto directo en nuestros derechos como mujeres, que no podremos alcanzar sin el fortalecimiento y reconocimiento de un ordenamiento jurídico imprescindible como es el Derecho del Trabajo y Seguridad Social para avanzar en una sociedad más democrática y más inclusiva”

Por último, hizo extensivo el premio a todas las mujeres que trabajan colectivamente “para superar los obstáculos que día a día se enfrentan en su ámbito laboral para superar el techo de cristal, el techo de diamante, el suelo pegajoso y el techo de cemento” , dijo.